Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En este municipio hay alerta por una nueva crisis humanitaria.
En total, 72 núcleos familiares están a la espera de ayudas humanitarias.
Cortesía: Secretaría de Salud de Chocó

El Consejo Noruego puso la lupa sobre Colombia por el número de desplazados que, según informó, se sitúan en 3.000 en lo corrido de 2024, en la región del Pacífico.

Ese organismo, con base en información local y de Naciones Unidas, aseguró que el conflicto en la zona está aumentando. 

La atención se ha centrado en municipios nariñenses como Olaya Herrera y Samaniego por enfrentamientos armados que llevaron a comunidades a salir de sus casas. En cuanto a Chocó, cerca de 9.000 decidieron permanecer en sus casas, desde noviembre de 2023. 

Ese organismo hizo un llamado a las autoridades colombianas para que no 'pasen por alto' la situación y ejerzan medidas concretas que respalden a las víctimas. Esto porque, sumado al desplazamiento, otras 10.000 personas estarían viéndose 'obligadas' a confinarse, siendo un método empleado por grupos armados para controlar ciertas zonas. 

Le puede interesar: Colombia, entre los 5 países con el mayor número de desplazados

 

“Estoy profundamente preocupado por los miles de hombres, mujeres y niños en zonas remotas de Colombia, que enfrentan nuevas oleadas de desplazamiento, violencia y confinamientos forzosos", dijo el director del Consejo Noruego en el país, Giovanni Rizzo.

"Hacemos un llamado a las autoridades, en particular a los alcaldes y gobernadores recién nombrados de la región del Pacífico, a que cumplan con su obligación de brindar ayuda a todas las víctimas del conflicto armado", añadió. 

El representante de la entidad enfatizó que esta población no debía quedar en el olvido, además de tener garantías para acceder a servicios elementales como salud y educación. El consejo advirtió que la Nación está entre las primeras cinco con el número más alto de desplazados globales (4,8 millones).

Lea también: Tragedia en Chocó: hombre reveló cómo sobrevivió al derrumbe y fue rescatado de "milagro"

"La esperanza de paz entre las comunidades que luchan por vivir una vida normal, libre de violencia, debe garantizarse mediante la implementación de los acuerdos dentro del actual proceso de paz, incluido un compromiso firme para defender el respeto del derecho internacional humanitario", agregó Rizzo. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.