Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Conservadores y Uribistas critican viaje de ‘Romaña’ y más guerrilleros a Cuba

Luego de confirmarse la presencia de alias "Romaña" en La Habana, como nuevo integrante de la delegación de las Farc en los diálogos de paz, varios sectores políticos comenzaron a reaccionar y a pedir explicaciones.

El Partido Conservador, a través de su presidente David Barguil, y Marta Lucía Ramírez, le exigieron al Gobierno Nacional decirle el país el número exacto de guerrilleros que se encuentran en Cuba.

"Nos preocupa la transparencia de cara al proceso; yo creo que no podemos enterarnos a través de la prensa o por un sector político (que) filtre que se cambiaron los negociadores o se aumentaron el número de negociadores", anotó.

Añadió que "uno se pregunta ¿si van más guerrilleros, del lado del Gobierno también se ampliará el número de negociadores?".

También le piden contarle al país qué subversivos nuevos a parte de alias "Romaña" y "Pacho Chino" han llegado a la isla.

Por su parte, el expresidente Álvaro Uribe aseguró en su cuenta de Twitter que el traslado de los nuevos subversivos a La Habana propiciará un fortalecimiento de la guerrilla de las Farc.

"Décima Conferencia del Terrorismo en La Habana, se reorganizan, se rearman, protegidos por el discurso oficial de paz", sostuvo Uribe.

Dijo que "en Cuba tienen la facilidad de reorganizarse, rearmarse, dirigir desde allá o regresar a Colombia o Venezuela para impulsar terrorismo".

El director del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, aseguró que el viaje de estos subversivos desmoraliza a las Fuerzas Armadas.

"El gran capo de las Farc, alias "Romaña", llega a La Habana ¿También dirá que no tiene con qué responderle a las víctimas? El único resultado claro de este proceso ha sido el golpe a la moral de las FF.MM. y de Policía", trinó el dirigente político.

La senadora Paloma Valencia, por su parte, aseguró que "si todo el Secretariado está en La Habana, pues las posibilidades de darlos de baja o de perseguirlos, no sucede, pero ellos en cambio desde la tranquilidad de La Habana ordenan los asesinatos contra los colombianos, la extorsión y los actos de terrorismo".

El uribismo recordó que el Gobierno se comprometió a continuar la ofensiva contra los miembros de las Farc.