La denuncia fue hecha por el contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, en declaraciones a RCN Radio. López manifestó que rechaza rotundamente los recientes hechos registrados contra el grupo de auditores que se encuentra en el municipio de Girardot haciendo una interventoría a Empresas Públicas de Girardot, en donde de manera ilegal instalaron un aparato electrónico, que registraba 7 horas de grabación, al parecer para conocer los pormenores de la gestión que realizaban, violando de esta forma la debida reserva que acompaña el proceso auditor. El hallazgo del aparato se dio, cuando este se despegó y cayó del techo de la oficina en la que se encontraban los servidores de la Contraloría departamental. De inmediato, esta situación fue puesta en conocimiento de la Procuraduría y de la Fiscalía, autoridades que asumirán la respectiva investigación para determinar la autoría y responsabilidad. El contralor le dijo a RCN Radio que "Estos actos atentan y vulneran gravemente la independencia del organismo de control en Cundinamarca. Por esta razón, este lunes 8 de mayo me presentaré en Girardot, a respaldar al grupo de auditores y al mismo tiempo solicito a los veedores y a la comunidad de este municipio que acompañen y fortalezcan la acción de la contraloría que vigila la debida inversión de los recursos en el departamento".