Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imagen de referencia.
Archivo.

La Contraloría General reveló que, tras realizar una encuesta a más de 12 mil profesionales de la Salud, se determinó que cerca de la mitad de los encuestados han tenido que adquirir con sus propios recursos los implementos de bioseguridad como caretas de protección, guantes, mascarillas quirúrgicas, respiradores N95, vestidos quirúrgicos, monogafas y polainas. 

La encuesta permitió también confirmar que las condiciones laborales del personal de salud en el país no son las mejores, destacó el Contralor Delegado para la Participación Ciudadana, Luis Carlos Pineda Téllez. 

Le puede interesar: En Tunja empezó a funcionar la única clínica del país dotada para COVID-19

"Estos encuestados manifiestan que han invertido entre 8 mil y un millón de pesos en los implementos que han debido adquirir, discriminados de la siguiente manera: Bata manga larga 1135; Careta de protección 2379; Guantes 848; Mascarilla quirúrgica 1665; Monogafas 2051; Otro 1641; Polainas 477; Respirador N95 2881; Vestido quirúrgico 1223", indica la encuesta.  

Otro de los datos revelados por la Contraloría, indican que el 63% de los encuestados manifestaron que deben tener más implementos que le garanticen mayor seguridad en la atención a los pacientes. "Esto se presenta de forma repetitiva en los departamentos de: Antioquia, Santander, Caldas, Valle del Cauca, Boyacá, Cesar, Norte de Santander, Caquetá Casanare y Meta", indica. 

Lea también: Medellín llegó al 60% de la ocupación de las UCI

Señala además que el 92% de los encuestados asegura que no le han practicado ninguna prueba para Covid-19. "La encuesta permitió también confirmar que las condiciones laborales del personal de salud en el país no son las mejores", destacó Pineda Téllez. 

"El 43% de los profesionales de la salud, encuestados, se encuentran desempeñando sus labores por contratos de prestación de servicio, tercerizados o en provisionalidad. Al 45% le han modificado las condiciones laborales (reducción de horas de trabajo y sueldos, entre otras) y el 22% manifiesta que el pago de sus honorarios no es puntual (en su mayoría les adeudan de 1 a 3 meses)", añadió. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.