Fot: Cortesía Gobernación de Boyacá.

  El manejo de regalías en varios departamentos del país, están en la mira de la Contraloría General de la Nación. Aseguran que varios gobernantes en Colombia habrían refundido $207 mil millones de pesos de las regalías. En Boyacá, desmienten que haya irregularidades.     Dentro de esta escandalosa acusación, se incluye a la gobernación de Boyacá y su máximo representante, Juan Carlos Granados.     Según información publicada en el portal Las 2 Orillas, tan sólo entre los gobernadores Alan Jara (Meta), Juan Carlos Granados (Boyacá) y Richard Aguilar (Santander) tienen refundidos más de $170 mil millones.     El contralor Edgardo Maya habría identificado que una pobre ejecución en las regiones, pero además una diferencia de $207 mil millones entre lo reportado por los departamentos al Sistema General de Regalías y los saldos que figuran en los extractos bancarios.     En cuanto a los rendimientos financieros reportados y los registros bancarios, se habría encontrado una diferencia por más de $47 mil millones  de pesos.     Según el reporte de la contraloría, El gobernador de Boyacá Juan Carlos Granados reporta una con una diferencia en sus cuentas por valor de más de $55 mil millones de pesos.    

Gobernación de Boyacá desmiente la versión, y asegura que hay transparencia

  Rcn La Radio consultó a la Gobernación de Boyacá sobre la administración de los recursos de las regalías del departamento.     El director de Planeación de Boyacá, Bernardo Umbarilla, sostuvo que el Sistema de Regalías hace un detallado seguimiento a las inversiones. Fue enfático en decir que Boyacá ha hecho un cuidadoso y responsable uso de los recursos asignados a través de los OCAD.     El funcionario destacó que la nueva estructura de aprobación y asignación de las regalías permitió una importante evolución en la administración de los recursos públicos para garantizar la transparencia de su manejo.      “El Sistema General de Regalías (SGR) permite hacer un seguimiento muy cercano a las fases de aprobación y asignación de los recursos, a cada uno de los procesos contractuales y a las inversiones realizadas”, puntualizó Umbarila.     El director de Planeación describió además que el SGR tiene un proceso presupuestal diferente al de las entidades territoriales, gobernaciones y alcaldías, lo que hace que en muchos casos no coincidan los saldos en los bancos con los saldos reportados por estas y que en consecuencia se adviertan diferencias entre unos y otros.     “En muy pocas ocasiones coinciden estos saldos, los de los bancos y los reportados por el sistema, la única manera para que los recursos de regalías ingresen a los presupuestos departamentales o municipales es que sean aprobados en los OCAD”, señaló el funcionario.     De acuerdo con la metodología del Sistema de Regalías, cuando un proyecto es aprobado al interior de un OCAD (Órganos Colegiados de Administración y Decisión) los recursos de éste ingresan a los presupuestos departamentales o municipales sólo cuando ha quedado en firme tanto el acta como el acuerdo de la OCAD respectiva (regional, departamental o municipal).     Concluyó que  una vez aprobada el acta y el acuerdo correspondientes, el Departamento expide un Decreto a través del cual adiciona al presupuesto los recursos del proyecto que ha recibido el aval del OCAD.