Un total de 657 hallazgos ha descubierto la Contraloría en el uso de los recursos públicos, con una incidencia fiscal de $496.000 millones. (Le puede interesar también: Con recursos de tarifas de aseo en Bogotá se pagaron arriendos de auditorio y bar: Contraloría)

El dato hace parte de las auditorías que ha hecho el organismo de control durante las vigencias 2015-2016.

Según el reporte, "los sectores más afectados son educación ($102.775 millones), seguido de agua potable y saneamiento básico ($89.857 millones); transporte ($61.643); vivienda y desarrollo rural ($83.181 millones); y salud y protección social ($47.831 millones), entre los más significativos".

De igual forma, la Contraloría descubrió que el 70% de los contratos adelantados por los municipios y departamentos se aprobaron con un único oferente.

"A pesar de la que la contratación directa representa el 32% y los procesos de concurso (licitaciones, concurso de méritos) son dominantes, el problema es que éstos últimos se realizan con un único oferente en más del 70% del valor de la contratación", señala el reporte de la Contraloría.

El informe indica por tanto que los procesos de contratación que realizan las entidades territoriales "arrojan serias debilidades en cuanto a la selección objetiva de los contratistas, por lo cual los riesgos de corrupción continúan siendo altos".

Regalías


El informe de la Contraloría evidencia también que, de los recursos de inversión, había $3,9 billones pendientes de aprobación de proyectos; de ese valor $1,5 billones corresponde al Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación. (Lea también: Contraloría alerta que falta de ejecución de regalías supera los $10 billones)

Las entidades territoriales, según el reporte que hicieron directamente a la Contraloría, "incorporaron un presupuesto total del orden de $17 billones. La ejecución (pagos realizados) fue de $11,2 billones. Lo cual arroja un porcentaje de ejecución de la inversión de 65%".

Pero respecto del total disponible de inversión ($20,9 billones) ese porcentaje baja al 53%.

Por departamentos, la ejecución es extremadamente baja en: San Andrés (10%); Caldas (21%); Bogotá (21%); Vaupés (25%). Le siguen: Bolívar (31%); Caquetá (34%); Vichada (36%); Cauca y Nariño (37%); Magdalena (39%).

Los departamentos con mejor comportamiento son: Meta y Norte de Santander (70%); Arauca (67%); Casanare (63%); Tolima, Santander y Cesar (60%).

Según el organismo de control, "la baja ejecución de la inversión se ha asociado a las altas exigencias en materia de estructuración y ejecución de los proyectos de inversión que trajo consigo la creación del Sistema General de Regalías; exigencias que para la Contraloría no siempre se traducen en mejoras sustanciales que conduzcan efectivamente al buen uso de los recursos de regalías, en términos de pertinencia, eficacia y probidad".