Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Al menos el 40% del espacio de la publicidad del evento deberá ser destinado a informar del sufrimiento animal.
Al menos el 40% del espacio de la publicidad del evento deberá ser destinado a informar del sufrimiento animal. 

AFP

La discusión sobre la posible prohibición definitiva de la actividad taurina en el país tomó nuevamente fuerza a raíz del grave accidente que se presentó el pasado 26 de junio en El Espinal, Tolima, y que dejó 5 muertos y más de 500 heridos.

De hecho, la Corte Constitucional, luego de que se presentará este lamentable accidente, se pronunció con una afirmación que generó polémica especialmente en la comunidad de animalistas: “las actividades de entretenimiento y de expresión cultural con animales deberían continuar sin sanciones siempre y cuando los animales recibieran protección especial contra el sufrimiento y el dolor”. Sin embargo, el Alto Tribunal expresó que existe un “déficit normativo del deber de protección animal porque el legislador privilegia desproporcionadamente las manifestaciones culturales”.

Le puede interesar:  Corridas de toros en Colombia: Así se ha pronunciado la Corte Constitucional

Pese a que iniciativas como esta se han hundido en siete ocasiones en el Congreso de la República, esta tarde se debatirá el proyecto en la Plenaria de la Cámara de Representantes, luego de que fuera aprobado en la Comisión Primera el pasado martes 30 de agosto.

Esta iniciativa debe superar cuatro debates y este será su segundo encuentro en el que, según las proyecciones, se espera que pase sin mayores tropiezos y con ello continúe su curso hacía la Comisión y Plenaria del Senado, y finalmente se convierta en ley.   

De acuerdo con el Representante del Partido Liberal y quien lidera la iniciativa, Juan Carlos Losada, la octava ocasión será la vencida gracias a que la iniciativa cuenta con un buen ambiente en el Congreso de la República.

“Teniendo en cuenta la nueva composición del legislativo, que consiguió la representación de sectores históricamente subrepresentados, así como las nuevas dinámicas sociales que cada vez son más afines a la protección animal, creo que esta iniciativa por fin se convertirá en Ley de la República, siempre y cuando además se garantice el agendamiento de la misma”, señaló Losada.

Pero ¿por qué es diferente está vez? Según Losada las mesas directivas del Congreso que eran más afines a mantener los privilegios de los taurinos ya no existen y ahora hay otros intereses que si buscan proteger a los animales.

Así mismo, vale destacar la presión ciudadana que ha sido clave para que esta iniciativa reviviera y en este momento tenga una mayor posibilidad de ser aprobada y cuente con un mejor ambiente.

Precisamente en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes recientemente se radicaron 407.587 firmas digitales que se recogieron a través de la plataforma Change.org en el marco de la petición _#ColombiaSinToreo_, que lidera Eduardo Peña, representante de la Organización Colombia Sin Toreo, y que representa el interés de miles de colombianos que se oponen a que las corridas de toros continúen en el país. 

Entre los congresistas que recibieron las firmas se encuentran el mismo Juan Carlos Losada, junto a los coautores del Proyecto, entre otros, los representantes y senadores Duvalier Sanchez, Carlos Felipe Quintero, Juan Sebastián Gómez, Santiago Osorio, Esmeralda Hernández, Nicolás Albeiro Echeverry y Fabian Diazs. 

De acuerdo con Marcela Almeida, coordinadora de Campañas de Change.org, “esta iniciativa ciudadana ha logrado concientizar a miles de personas sobre la importancia de detener estos espectáculos de tortura animal y así mismo se ha sentado un precedente ante el Congreso sobre la importancia de escuchar a una ciudadanía cada vez más activa e informada sobre los procesos legislativos”.

En contexto, explica el representante Losada, líder de la iniciativa en el legislativo, este Proyecto de Ley no solo busca prohibir las corridas de toros, sino también el rejoneo, las novilladas, las becerradas y tientas, los encierros y sueltas de vaquillas, los festivales cómicos taurinos y de aficionados prácticos.

“El Gobierno Nacional contará con seis meses, una vez se expida la ley, para garantizar programas efectivos de reconversión económica para las personas que demuestren que sus ingresos y sustento económico principal se derivan de las corridas de toros (...) La cultura es un movimiento, no es estático, tal como lo señala la Corte Constitucional. Es por esto que, el Congreso tiene la potestad de tomar medidas y desmentir la tesis que indica que los taurinos tienen protección constitucional”, concluyó Losada.
 
Vale resaltar que este Proyecto de Ley también cuenta con el apoyo de otros 40 parlamentarios, destacándose la presencia del presidente del Congreso, Roy Barreras, junto a su par en la Cámara de Representantes, David Ricardo Racero. Así mismo, se encuentran Ariel Ávila, Wilson Arias, María Fernanda Carrascal, María José Pizarro, Humberto de la Calle, Iván Cepeda, David Luna, Katherine Miranda, entre otros.  

“Con esta petición queremos que sean prohibidas de forma definitiva las corridas de toros y todas las prácticas taurinas en Colombia. La iniciativa igualmente se enmarca en un amplio debate actual con precedentes jurídicos que datan desde 2010 con la sentencia de la Corte Constitucional C-666”, señaló Eduardo Peña, representante de Colombia Sin Toreo.

Le puede interesar:  Carnicero murió corneado por un toro al que creían muerto tras una corrida

Lo cierto es que mientras continua el debate en el legislativo sobre la actividad taurina en el país y el proyecto de ley que busca prohibir esta práctica cuente, al parecer, con un buen ambiente; los ciudadanos de a pie también siguen mostrando su inconformismo con el maltrato animal, incluidos los toros.

De hecho, en el último tiempo, a través de la plataforma de Change.org, se han publicado más de 14 peticiones que recogen 414 mil firmas digitales, incluidas las que se radicaron recién en el Congreso de la República, de personas que están en contra de este tipo de actividades.   

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.