Érik Bautista, hijo de la exmilitante del M-19, Nydia Erika Bautista. Foto: Colprensa



La Corte Suprema de Justicia admitió para su estudio una demanda que pide reabrir la investigación por la desaparición, tortura y posterior asesinato de la exilitante de la M-19, Nydia Erika Bautista en hechos registrados en agosto de 1987 en la ciudad de Bogotá.

En la acción judicial, radicada por sus familiares, se manifiesta que existen pruebas testimoniales y documentales que vinculan a integrantes de la Fuerza Pública en este caso.

Los familiares consideran que los responsables fueron hombres vestidos de civil que al parecer pertenecían a la Brigada XX de inteligencia militar Charry Solano del Ejército, comandada por el general Álvaro Velandía Hurtado.

Yaneth Bautista, hermana de Nydia,, aseguró que “es un logro que después de 30 años la Corte Suprema por fin se haya pronunciado. Depositamos nuestra confianza y esperanzas en la Corte para romper ese círculo de impunidad con el fin de darle paso a la justicia”.

“Hubo una coalición entre los comandantes de la III Brigada y la XX brigada. Son en total 16 oficiales y suboficiales que actuaron en el caso con inteligencia militar, la desaparición forzada y su muerte”, señaló.

La Corte tendrá que revisar la orden de archivar la investigación contra el general (r) Álvaro Velandia Hurtado, el suboficial en retiro Julio Roberto Ortega y los suboficiales Luis Guillermo Hernández González y Mauricio Angarita por el delito de homicidio agravado.

Yaneth Bautista además lanzó un mensaje de alerta por las constantes “intimidaciones y amenazas” que han sufrido tras la reducción del esquema de seguridad por parte de la Unidad Nacional de Protección.