En manos del magistrado Luis Ernesto Vargas quedó la Ley de Amnistía que tramitó el Gobierno a través del Congreso de la República tras el aval del denominado Fast Track para la implementación de los acuerdos de paz. Los magistrados de la Sala Plena realizaron el sorteo del control de constitucionalidad que debe hacer el alto tribunal al recordar que todas las leyes o reformas a la carta magna serán analizadas y conocidas por la Corte Constitucional. Desde ahora el magistrado Vargas abordará el análisis del contenido de la ley de amnistía y convocará a diferentes sectores para que emitan su concepto sobre los reparos y observaciones que se tengan al respecto. Dentro de los convocados a entregar su concepto se encuentra la Procuraduría y una vez surtan las acciones que determine el magistrado Vargas tendría 40 días para presentar ponencia y así ser debatida por la Sala Plena de la Corte Constitucional.