Después de revisar una acción de tutela interpuesta por los revisores fiscales de la sociedad Moore Stephens Scai -constituida para realizar la revisión fiscal de la sociedad Elite International Americas-, la Corte Constitucional dejó en firme el embargo de sus bienes con el fin de reparar a las víctimas reconocidas en el proceso penal.

Los revisores buscaban frenar el proceso que inició el pasado 16 de febrero en la Superintendencia de Sociedades, argumentando una afectación a su buen nombre y bienes. (Lea también: Juez define proceso de reparación a afectados de comercializadora Elite por escándalo de ‘cartel de las libranzas’)

La Sala Sexta de Revisión de la Corte Constitucional determinó que la SuperSociedades deberá terminar el proceso de embargo y una vez finalizado y “de llegar posteriormente demostrarse la ilegalidad de las acciones, podría solicitar la reparación de los perjuicios causados”.

Según la Corte, los revisores no demostraron la existencia “de un perjuicio inminente, urgente e impostergable, no se demostró que los embargos realizados atentaban contra el mínimo vital” y al contrario si aclaró que dichos procesos estaban constituidos para reparar a las víctimas. (Lea también: SuperSociedades adelanta un juicio de responsabilidad contra la cúpula de Elite)

La SuperSociedades ha sostenido que Elite se dedicaba a la actividad de compra y venta de pagarés provenientes de créditos otorgados bajo la modalidad de libranza, en síntesis, manejaban un esquema de captación para darle apariencia de legalidad a actividades de captación ilegal y masiva de recursos del público.

La Fiscalía señaló en el proceso penal que en el descalabro estaban comprometidos al menos 1,5 billones de pesos, de más de 10.000 inversionistas, la mayoría personas naturales de estratos medio y alto en todo el país.