Cargando contenido

En la imagen, el magistrado Gustavo Malo/Tomada de Colprensa - Diego Pineda.



La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia convocó para el próximo 1 de febrero una nueva sala extraordinaria para definir el futuro y permanencia del magistrado Gustavo Malo, investigado por su presunta participación en el escándalo de corrupción denominado 'cartel de la toga'.

Ese día el magistrado tendrá que asistir a la sala extraordinaria para presentar sus argumentos y defenderse de las acusaciones en su contra sobre la supuesta de exigencia de dinero para desviar procesos que se adelantaban en su despacho en contra de aforados constitucionales por actos de corrupción.

Dadas las circunstancias, fuentes de la misma Corte explicaron que si el magistrado presenta una nueva prórroga de su incapacidad, la Sala le concedería otros días más, teniendo en cuenta el principio de buena fe.

Pero sería la tercera vez que Malo se excusa a través de una licencia médica, la primera la hizo llegar en noviembre que se extendía hasta el 19 de diciembre, cuando iniciaba la vacancia judicial.

La segunda la radicó a comienzos del mes de enero, justo el día en que se iba a celebrar una nueva sala extraordinaria tras la finalización de la vacancia.

En la audiencia extraordinaria se definiría si Malo es sometido a una medida de separación de funciones mientras es investigado, si le otorgan una nueva licencia no remunerada por el término de tres meses o si presenta la renuncia a su cargo.

Gustavo Malo es investigado por la Comisión de Acusaciones después que fuera señalado por el senador Musa Besaile quien aseguró que pagó 2.000 millones de pesos al abogado y exfiscal Luis Gustavo Moreno para frenar una orden de captura en su contra por el proceso de ‘parapolítica’.