Con total sorpresa y molestia, la Corte Suprema de Justicia se refirió a la orden del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, de trasladar al pabellón de extraditables de la cárcel La Picota, al exfiscal Luis Gustavo Moreno, testigo clave del escándalo del cartel de la toga. (Lea acá: Ordenan traslado de Luis Gustavo Moreno de Escuela de Artillería a La Picota) A través de una carta dirigida a Martínez, la Corte le solicitó retornarlo a la Guarnición Militar Escuela de Artillería del Ejército Nacional, donde se encontraba desde octubre del año pasado, cuando ofreció su colaboración dentro de la investigación por el escándalo de corrupción. Para la Corte la decisión de trasladarlo a La Picota, estaría poniendo en riesgo la seguridad del exfiscal. En la Carta se explica que si no se ha hecho efectivo el traslado, se desista de hacerlo y si la decisión se materializó, retornar a Moreno a la Guarnición. La sorpresa de la Corte radica en que el 21 de septiembre de 2017, la sala de instrucción dos le solicitó recluir a Moreno y mantenerlo en una Guarnición Militar, “la solicitud se sustenta en consideraciones asociadas a la seguridad de moreno testigo en la corte en diferentes investigaciones (...) la sala consciente de su deber de protección le solicita regresarlo de inmediato a la Guarnición en caso de haberse materializado su desplazamiento”. (Consulte acá: Corte pide a Fiscalía retornar al exfiscal Gustavo Moreno a una guarnición militar) La misiva está firmada por el magistrado Luis Antonio Hernández, quien preside la investigación y es Presidente de la sala penal de la Corte Suprema de Justicia. [gallery ids="443451,443450"] Luis Gustavo Moreno aún debe responder ante la justicia colombiana por los delitos de concierto para delinquir, cohecho, tráfico de influencias y uso indebido de información privilegiada a cambio de colaboración, debido a su presunta responsabilidad en el cobro de dinero que hacía para buscar la manipulación de procesos judiciales en la Corte Suprema de Justicia. Además, ya se encuentra firmada por el presidente Juan Manuel Santos su extradición hacia los Estados Unidos por la supuesta extorsión al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, y que además vincula al abogado Leonardo Pinilla.