La Corte Constitucional, definirá la acción de tutela, interpuesta por los padres de Diego Felipe Beccera y a través de la cual solicitan a la Procuraduría General que reabra la investigación disciplinaria, y sancione a los coroneles retirados de la Policía de Bogotá, José Javier Vivas y Nelson de Jesús Arévalo, quienes presuntamente habrían participado en la manipulación de la escena del crimen. Por medio del recurso legal, Liliana Lizarazo y Gustavo Trejos, padres del joven, señalan que la Procuraduría cerró de manera aparentemente irregular el proceso disciplinario en favor de los coroneles retirados de la Policía, José Javier Vivas y Nelson de Jesús Arévalo, quienes habrían orquestado la aparición de un arma de fuego en el lugar de los hechos, y así señalar al joven grafitero como un asaltante para justificar el crimen del menor. Según lo manifestado por la representación legal de las víctimas, el procedimiento de investigación contra los dos uniformados fue archivado durante la administración de Alejandro Ordóñez Maldonado. La corporación resolverá la acción de tutela en los próximos días.