La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia emitió un fallo absolutorio a favor del exfiscal delegado ante el Tribunal de Valledupar, Hernán Maya Daza, quien había sido acusado de cometer el delito de prevaricato por acción dentro de un proceso. El hermano del contralor Edgardo Maya Villazón había tenido un proceso al precluir en el año 2008 una investigación que se seguía en contra del periodista Enrique Camargo Plata y el ciudadano Roberto Carlos Córdoba, por el delito de porte ilegal de armas. Según la acusación de la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Maya Daza había favorecido al periodista dentro del proceso de investigación por tener alguna amistad con esta persona. Para la Corte Suprema, la Fiscalía no tuvo suficientes elementos probatorios para determinar dichas denuncias en contra del hermano del actual Contralor, de favorecer a estas personas del porte ilegal de armas, desconociendo las normas vigentes en este tipo de casos. "No demostró que Maya Daza le hubiere hecho tal ofrenda al periodista Plata Camacho, menos que la pistola regalada fuera la misma que motivó la investigación, tampoco la existencia de la amistad que predica, desmentida además por sus principales protagonistas", aseguró el magistrado Leonidas Bustos.