Por no encontrar pruebas en contra del senador Mauricio Lizcano, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia determinó archivar la investigación que se adelantaba por el delito de constreñimiento al elector. La investigación inició el 12 de febrero de 2014, cuando la Fiscalía General conoció una grabación en la que Jorge García, coordinador de la campaña política de Lizcano en el municipio de Marmato (Caldas), les decía a funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) qué debían votar por el senador o de lo contrario "rodarían cabezas". Por esos hechos, la Fiscalía compulsó copias a la Corte Suprema para que investigara al senador del Partido de La U. Sin embargo, luego de tres años, no se encontraron pruebas que lo involucraran en el supuesto delito de constreñimiento al elector. La Corte concluyó que los hechos ocurrieron sin el conocimiento de Mauricio Lizcano y por tal razón resolvió inhibirse para abrir una investigación formal.