La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia dejó sin efectos una resolución emitida por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) que daba vía libre al transporte con camiones de coque desde la Refinería de Cartagena hasta el puerto en Mamonal, tras no haber realizado la consulta previa de las comunidades asentadas en estos territorios. De acuerdo con el documento de la Corte Suprema de Justicia, en el proyecto de ampliación de la Refinería de Cartagena, al parecer no hubo la consulta previa de la comunidad raizal de Pasacaballos y por lo tanto el Gobierno Nacional deberá adelantar las acciones correspondientes para garantizar los derechos de estas poblaciones vulnerables. “La Dirección de Consulta Previa del Ministerio del Interior también lesionó los derechos a la comunidad accionante y a las demás asentadas en el entorno cercano del proyecto, porque no se dispuso la práctica de una visita de verificación de campo ni se implementó un mecanismo de diálogo con las autoridades de la comunidad, invocando la falta de requerimiento expreso por parte de Reficar”, indica el fallo de la Corte Suprema. Dentro de las advertencias que se habían realizado en estas peticiones, está que el transporte de coque estaba por fuera de las condiciones establecidas en la licencia ambiental, desconociendo la afectación que en esta materia estaba ocasionando dicho mineral. Por estos hechos el alto tribunal ordenó a la ANLA que en un mes realicen las verificaciones pertinentes para establecer la afectación ambiental del transporte de coque. Asimismo, que el Ministerio del Interior “realice las actuaciones que sean necesarias, con el fin de determinar la presencia de grupos étnicos en el área de influencia directa donde se está llevando a cabo el transporte de coque en camiones y adelante las acciones legales que, con base en dichos resultados, sean procedentes en este caso”.