Cargando contenido

El exfiscal Luis Gustavo Moreno ante la Corte Suprema. Foto: Colprensa.



Tras la aceptación de los delitos de concusión y utilización indebida de información oficial privilegiada, el exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General, Luis Gustavo Moreno recibirá una rebaja en la pena en el proceso que se le adelanta por el denominado escándalo del “cartel de la toga”.

El exfiscal Moreno recibiría una reducción de las tres cuartas partes de la pena principal. Expertos en derecho penal consultados por RCN Radio explicaron que por buen comportamiento, estudio y trabajo, dicha condena se rebajaría en tres cuartas partes, llegando a pagar solamente tres años de prisión.

Sin embargo, -señalaron los consultados- la sentencia será efectiva en Colombia una vez cumpla la condena que le impondrá Estados Unidos después de ser extraditado por el delito de conspiración para lavar activos con el fin de promover el soborno y la corrupción en Colombia.

(Lea también: Exfiscal Gustavo Moreno: “Con dolor y vergüenza acepto mi responsabilidad”)

En la audiencia judicial celebrada este lunes, el exfiscal Moreno aceptó haberle solicitado una millonaria suma de dinero al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus para desviar la investigación que se le adelantaba por el denominado “cartel de la hemofilia” y las irregularidades con las regalías en el departamento.

En sus conversaciones, Moreno le aseguraba que él tenía varios contactos con magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, hecho por el cual podía lograr que su caso fuera archivado.

El proceso contra Moreno

Cuando Luis Gustavo Moreno se desempeñaba como jefe de la Unidad Anticorrupción, tenía la obligación de dirigir y coordinar investigaciones, “organizar comités jurídicos de los casos, identificar casos para ser priorizados y suministrar información de investigaciones adelantadas por su independencia y tenía a su cargo delitos contra la administración de justicia”, señaló el fiscal del caso.

En el 2016, Moreno conoció el proceso contra el exgobernador de Cordoba Alejandro Lyons por el denominado ‘cartel de la hemofilia’ y las irregularidades con las regalías del departamento en el período 2012-2015.

(Lea también: Corte Suprema avaló extradición del exfiscal Moreno)

Según el expediente, en noviembre de 2016, a través del abogado Leonardo Pinilla, “Moreno solicitó varios de millones de pesos al exgobernador para darle información sobre su proceso”, luego de conocer la matriz de colaboración de los principales testigos contra el exmandatario.

Incluso, el fiscal del caso señaló que desde el 11 de abril hasta el 5 de julio de 2017. “Moreno dio información privilegiada a los medios de comunicación, sobre detalles de las investigaciones que no eran de conocimiento público”.

Por lo anterior, el fiscal del caso calificó la actuación de Moreno como ilegal. El delegado del ente acusador aseguró que el exjefe anticorrupción “abusó de sus funciones de manera consciente a cambio de dádivas”.

(Lea también: Exfiscal Moreno reiteró acusaciones contra magistrados y congresistas por el Cartel de la Toga)