Este grupo fue conformado tras llevar a cabo un comité de alto nivel con los fiscales e investigadores del CTI que conocen estos graves hechos.

La Fiscalía General conformó un grupo élite de 60  investigadores para priorizar las  indagaciones por el escándalo de las irregularidades en el suministro de alimentos y atención a menores de edad en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

De igual forma, la Fiscalía determinó concentrarse en dos frentes de trabajo. El primero, por los contratos para garantizar buena nutrición a primera infancia de 0 a 5 años de edad,  y el segundo relacionado con  los contratos para atender a menores en escolaridad de 5 a 12 años de edad.

El primer frente será asumido por la Dirección de Fiscalías Nacionales y de Seguridad Ciudadana, mientras el segundo frente será investigado por la Dirección de Fiscalía Nacional Especializada contra la Corrupción.

Los Fiscales se comprometieron a entregar al Fiscal General, Eduardo Montealegre, un primer resultado antes de 90 días.