Foto: Archivo Colprensa

La Contraloría General de la República abrió un nuevo capítulo por el escándalo de los juegos deportivos nacionales. En esta oportunidad descubrió un posible detrimento del patrimonio por $37.000 millones, cuyo protagonista es la empresa Vera Construcciones Sucursal Colombia. (Lea también: Escenarios deportivos de Ibagué están en ruinas) Dicha empresa, junto con Benjamín Tomás Herrera Amaya, contratistas a cargo de las obras para la construcción de la nueva sede de la Universidad Nacional de Colombia en el municipio de La Paz (Cesar), serán llamados a responder dentro del proceso de responsabilidad fiscal. "Se trata de dos de los tres contratistas favorecidos por la Gobernación del Cesar con ese contrato de la sede de la Universidad Nacional, financiado con recursos de regalías, que aún hoy se encuentran a cargo de la obra, cuyo cronograma de ejecución se ha incumplido de forma reiterada y negligente", expresó la Contraloría. En el caso de Ibagué, el presunto daño al patrimonio público causado por Vera Construcciones Sucursal Colombia tiene que ver con que las obras quedaron inconclusas, no prestaron ninguna utilidad a la comunidad, y por la gravedad de las deficiencias constructivas no sirvieron al propósito para el que fueron contratadas. En total, la Contraloría adelanta por el tema de los Juegos Nacionales en Ibagué 11 procesos de responsabilidad fiscal por más de $60 mil millones.

Contrataciones cuestionadas

Los recursos para la financiación de las obras de los Juegos Nacionales provenían de la Nación, transferidos vía convenio por Coldeportes, con el objeto de realizar la construcción, mejoramiento y adecuación del Complejo Acuático Parque Deportivo de Ibagué, del Coliseo Mayor de Ibagué, del Patinodromo y del Complejo de Tenis, del estadio de atletismo, la pista de BMX, un Tejódromo y un estadio de softbol, así como de las obras civiles y urbanismo asociadas. "Las contrataciones cuestionadas por la Contraloría se celebraron por un valor inicial de $73.539.221.032, adicionándose en $8.691.967.698, para un total de $82.231.188.730, de los cuales se estableció como presunta pérdida patrimonial, la suma de $37.130.634.421", señaló el organismo. La finalidad de la contratación era la construcción, adecuación y remodelación de los escenarios del Parque Deportivo en la ciudad de Ibagué para los XX Juegos Deportivos Nacionales y IV Paranacionales 2015 y sus obras complementarias.

Contrato

A través del Contrato No. 0812 de 2013, suscrito por la Gobernación del departamento del Cesar el 12 de julio del mismo año, con una duración inicial de 18 meses, se contrató con Vera Construcciones Sucursal Colombia, y con Benjamín Tomás Herrera Amaya, entre otros, la construcción de la sede de la Universidad Nacional de Colombia en el municipio de La Paz, en el departamento del Cesar. El contrato se suscribió por $38 mil 388 millones de pesos, y se adicionó posteriormente en $13 mil 318 millones, para una cuantía total superior a los $51 mil 706 millones de pesos. "Ante el incumplimiento negligente del cronograma de obra por parte de los contratistas, y por ende del objeto contractual, el contrato fue sometido a múltiples suspensiones y seis prórrogas, la última de las cuales está próxima a vencerse, sin que el avance de la obra permita presagiar que la misma será entregada el 8 de noviembre de este año, según lo pactado en la prórroga vigente", indicó el organismo. La misma Contraloría por situaciones relacionadas con las obras de la Universidad Nacional, sede La Paz (Cesar), tiene a los contratistas Vera Construcciones Sucursal Colombia y al señor Benjamín Tomás Herrera Amaya inmersos en un proceso de responsabilidad fiscal como presuntos responsables, que asciende a $2.634 millones de pesos.