Los campesinos que residen en la región de La Mojana, conformada por municipios de los departamentos de Bolívar, Córdoba, Sucre y Antioquia, se encuentran preocupados por el alto nivel que registra el río Cauca, el cual amenaza con desbordarse nuevamente este año. Los agricultores han lanzado un S.O.S. ante las probables emergencias que se registrarán una vez el afluente rompa otra vez los débiles muros de contención y los jarillones a medio hacer que quedaron de la pasada temporada de lluvias presentada a comienzos del 2017. Gustavo Barón, director ejecutivo de Fedearroz, seccional Magangué, manifestó en diálogo con RCN Radio que en la zona se comenzó a realizar un censo para establecer cuántas hectáreas de este alimento se encuentran cultivadas en la margen izquierda del río Cauca, debido a que esa sección en particular está en riesgo inminente ante una arremetida por la creciente súbita del caudal. "Toda la margen izquierda del río Cauca, comprendida entre el municipio de Nechí en Antioquía, pasado por San Jacinto del Cauca en Bolívar hasta Guaranda en Sucre, está totalmente expuesta porque las obras requeridas por el control de inundaciones y reforzamiento del dique de protección no se han dado. Se han ejecutado algunos parapetos, aprovechando una maquinaría que prestó la Gobernación de Sucre y el apoyo logístico y económico de Fedearroz, pero el aporte es insuficiente", expresó. El dirigente gremial sostuvo que de no atender con urgencia los puntos críticos, los agricultores y en especial los arroceros de La Mojana quedarían en total exposición ante el río, lo que representaría perdidas totales en la siembra que está próxima a recogerse gracias a los periodos secos que se registraron en el segundo semestre del año. "Estamos en el último trimestre el año, donde es usual que las lluvias se incrementen. En octubre, tuvimos déficit de lluvias en la zona, lo cual permitió que los niveles del río Cauca se mantuvieran sin exponernos a un desbordamiento, pero si en noviembre prosigue las lluvias como las que se vienen dando, tanto en la zona de La Mojana como en el interior del país, es muy probable que tengamos afectaciones por desbordamiento del río, lo cual ocasionaría perdidas totales en los cultivos sembrados en la margen izquierda del río Cauca", aseveró. La alerta de los arroceros se sustenta con las afectaciones que se presentaron por la temporada de lluvias del primer semestre del año, donde perdieron al menos 10.000 hectáreas de cultivos de este cereal, los cuales fueron arrasados por el río Cauca y demás afluentes que bañan la zona.