Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

CTI investiga posible participación de funcionarios públicos en complot contra el fiscal



La Fiscalía General aseguró que investiga una posible presunta responsabilidad de funcionarios públicos en la conspiración contra el fiscal general encargado, Jorge Perdomo y el hurto del que fue víctima el jefe del organismo acusador en marzo pasado.

"Sin duda, esto no se remite a una simple banda de apartamenteros sino que hay posiblemente funcionarios públicos inmiscuidos en el tema, complicidad de gente que está en el conjunto, que dio información privilegiada a estos delincuentes", indicó el director nacional del CTI, Julián Quintana.

Asimismo señaló: "estamos buscando conexiones de la supuesta conspiración al fiscal general con el robo a su computador en el mes de marzo pasado".

De acuerdo con los investigadores quienes llevaron a cabo el robo al apartamento del entonces vicefiscal general no fueron unos simples ladrones sino que detrás de ello existiría un interés mayor de desprestigiarlo o de conocer información privilegiada bajo el poder de Perdomo.

"El hecho de que hayan entrado simplemente a apropiarse de un computador y que no hayan sacado otra cosa, en los videos se ve que la personas desciende de la residencia con el equipo que lo tiene debajo de la mano son cosas que nos dicen que iban por objetivo en especifico", dijo Quintana.

De igual forma, indicó que los peritos están comparando los videos sobre el caso del hurto al apartamento del Fiscal encargado con los retratos hablados que fueron realizados previa declaración de los testigos que los vieron en el momento de los hechos haciendo vigilancia y muy cerca de la residencia de Perdomo.

"En el video vemos a siete personas que hicieron un trabajo muy milimétrico, planificado, detallado, entraron a una hora donde no estaba el señor fiscal en su residencia es decir que tenían información que él no estaba en su vivienda donde queremos saber quién está detrás de estos hechos", dijo Quintana.

Agregó que los presuntos autores materiales del hurto en la residencia al parecer todos eran hombres, de entre 35 a 40 años de edad, con un aspecto corpulento, unos de cabello corto y otro largo, y con una fisionomía de una de persona de la costa.