Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Los artículos mas robados fueron gaseosas, enlatados; licores, golosinas; carros coleccionables; artículos de aseo personal; entre otros
Los artículos mas robados fueron gaseosas, enlatados; licores, golosinas; carros coleccionables; artículos de aseo personal; entre otros
Cortesía

La Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios (Fenalco) informó que si bien durante el aislamiento preventivo obligatorio derivado de la pandemia por la covid-19, se redujeron considerablemente los casos por robos (internos y externos) a supermercados, no fue lo suficiente para acabar con el fenómeno.  

Al respecto, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, dijo que “según el censo, todos los controles biosanitarios impulsaron un modelo temporal que complicó el accionar de las bandas y de los ladrones ocasionales, ayudando a minimizar el impacto de los robos, que el año pasado alcanzaron una cifra cercana a los $112.000 millones”.  

En ese sentido, los cinco elementos más apetecidos por los delincuentes son: golosinas en minigóndolas; licores; atún/enlatados; gaseosas y productos cárnicos/carnes frías. 

Otros productos que también son hurtados son las leches; granos como lentejas y arroz; cuchillas de afeitar; artículos de aseo personal; digitales (electrónicos); galletería; droguería; ropa en general y carros de colección como los hot wheels. 

Le puede interesar: Reapertura de establecimientos y pagos en efectivo serán claves para Días sin IVA: Mincomercio

Por otra parte, durante el año anterior, el 20% de la merma (disminución del inventario) en almacenes y supermercados del país obedeció a la modalidad de robo. De ese total, unos $38.000 millones corresponden a robos cometidos por funcionarios o empleados y $73.000 millones pertenecen a robos externos. Cabe mencionar que en las dos modalidades hay participación de bandas dedicadas a este flagelo.  

Además, en el periodo enero y diciembre de 2020 se registraron 32.104 casos de robo en almacenes de grandes superficies, lo que indica una reducción del 78% frente al 2019 en condiciones normales.

Esta reducción, según el informe, confirma la efectividad de medidas que solo pudieron ser tomadas en época de pandemia, pero que como efecto colateral mejoraron la seguridad al interior de los comercios.  

También, el informe registra que las bandas delincuenciales se vieron más expuestas. Los controles cotidianos dificultaron su accionar y no lograron encontrar medidas que les permitiera mantener un buen flujo de mercancías robadas.  

Por otra parte, los desperdicios en Colombia mostraron una reducción en su participación del fenómeno de la merma operativa, pasando del 26% al 22%.  

“La pandemia generó comportamientos distintos en el proceso de compra por parte de las cadenas, que buscaron optimizar al máximo dicho elemento. Al estar expuesto a varias restricciones, el consumidor también contribuyó a minimizar el fenómeno al cambiar sus hábitos de compra”, aseguró Cabal.  

Lea también: Comerciantes recibirían solo pagos en efectivo por incremento en comisiones bancarias

Agregó que “el retail disminuyó en 11% las toneladas que se desperdiciaron, siendo un resultado positivo que ayuda a los indicadores de la organización y a generar menor desperdicio en el país”.  

Cabal concluyó que “el fenómeno se redujo en la comercialización, pero es posible que los hogares con una sobre compra pudieran generar mayor desperdicio. La coyuntura y la baja donación a bancos de alimentos o entidades que puedan utilizar estos productos, sigue generando inquietudes y expectativas de mejores procesos de logística inversa, que puedan beneficiar a más sectores vulnerables de la sociedad”. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.