The Cuban flag is raised over their new embassy in Washington, DC July 20, 2015. Cuba's blue, red and white-starred flag was hoisted Monday at the country's embassy in Washington in a symbolic move signaling the start of a new post-Cold War era in U.S.-Cuba relations. AFP PHOTO / POOL / ANDREW HARNIK

Empresas de EE.UU. aplauden normalización con Cuba y esperan fin del embargo. Cubanos y estadounidenses están "listos para seguir adelante" después del restablecimiento de sus relaciones bilaterales, aunque los dos países mantengas diferencias "profundas", apuntó un artículo publicado este martes en el blog en idioma español de la Casa Blanca. De acuerdo con el artículo, la reapertura de las respectivas embajadas, ocurrida el lunes, "culmina una fase trascendental en el proceso de normalización de las relaciones diplomáticas" entre los dos vecinos después de medio siglo de ruptura. La nota señala que "muchos estadounidenses esperan viajar a Cuba y muchas empresas de Estados Unidos buscan invertir en la isla", al tiempo que encuestas muestran que "los cubanos de la isla exhiben una mayor apertura hacia nuestra política de compromiso". "Estadounidenses y cubanos por igual están listos para seguir adelante", señala el blog de la Casa Blanca. No obstante, el artículo apunta que "las diferencias entre nuestros dos gobiernos son profundas". Washington, señala el artículo, "se mantendrá comprometido con el respeto a los derechos humanos y la democracia en Cuba, y esperamos una reciprocidad similar por parte de nuestros homólogos cubanos". De acuerdo con el blog, el presidente Barack Obama "se mantiene comprometido" con la prosperidad de los cubanos, para que éstos gocen "de una conexión con el mundo que les permita maximizar su extraordinario talento, ingenio y capacidad de trabajo". Los dos países restablecieron formalmente sus relaciones diplomáticas el lunes, luego de seis meses de negociaciones bilaterales y más de un año de conversaciones secretas mantenidas al abrigo de diplomáticos del Vaticano. El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, izó el lunes la bandera de su país en la embajada cubana en Washington, y el secretario estadounidense de Estado, John Kerry, hará lo mismo el 14 de agosto en la embajada de Estados Unidos en La Habana.