La Juez 25 con funciones de garantías de Bogotá impuso medida de aseguramiento a los agentes de la Policía capturados por presuntos nexos con bandas de microtráfico en el centro de la capital. En determinación de la juez, se ordenó detención domiciliaria a 11 de los 13 policías procesados, 10 patrulleros, un mayor del Caí las Cruces en el centro de Bogotá, de igual manera, dos agentes fueron puestos en libertad al no comprobarse su participación en esos hechos. Del grupo de investigados hacen parte seis uniformados de la Sijín de la capital, y ocho agentes de la Policía Metropolitana. Por otro lado, 9 civiles entre quienes se encuentran varias mujeres fueron cobijados con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, a excepción de una persona, a quien de le otorgó detención domiciliaria. Las investigaciones que adelanta la Fiscalía se dan por los delitos de concierto para delinquir, tráfico de estupefacientes, extorsión, prevaricato por omisión, empleo ilegal de la fuerza publica, falsedad ideológica en documento y cohecho impropio. Tras la determinación judicial, la Fiscalía presentó apelación la cual será resuelta por un juez de segunda instancia.