Un menor de 16 años de edad fue asesinado luego de ser atacado con arma de fuego en el barrio El Vallado, al cruzar una denominada Frontera Invisible. Según sus familiares el joven había salido para conversar con unos amigos pero cuando llegaba donde ellos, fue impactado en varias ocasiones por lo que fue trasladado al Hospital Carlos Holmes Trujillo, donde llegó sin signos vitales. El joven vivía con su mamá quien lo definió como un muchacho muy alegre y trabajador, al punto que siendo el menor también aportaba para el sustento de la familia.