El abogado Andrés Pineda confirmó que en un fallo el Juzgado Tercero Administrativo de Descongestión ordenó el embargo de cuentas bancarias, bienes inmuebles, vehículos, y otros, por un valor de un billón de pesos a las entidades fiduciarias Corfibogotá, Fiduagraria, Corficolombiana, Fidupetrol y Cosacol. Hay que aclarar que algunas de ellas fueron liquidadas tras declararse en quiebra.   Esto es producto de la demanda de acción popular presentada hace ocho años que busca que el tesoro departamental recupere más de 170 mil millones de pesos que depositaron gobernaciones anteriores en patrimonios autónomos.   Recordemos que, sumado al detrimento patrimonial causado, se descubrió que las acciones que tenía la Gobernación del Meta en las terminales de transporte terrestre de Cali y Armenia por 21 mil millones de pesos y que había recibido en parte de pago a la deuda que tienen las fiducias con el Meta en realidad sólo valían ocho mil millones de pesos y además venían con problemas jurídicos.