Jaime Garzón / Foto AFP

Sebastián Escobar, uno de los abogados defensores de los familiares de Jaime Garzón, aseguró que es desafortunada la decisión de la Fiscalía que, en segunda instancia, ratificó que el crimen del periodista y humorista no será declarado como un delito de lesa humanidad. "Hay que analizar en esta decisión es si bien que los Fiscales tienen autonomía en el ejercicio de sus funciones, pues también tienen un deber de consultar los criterios que deben ser institucionales frente a determinados casos y situaciones concretas", dijo el abogado.   Agregó que "lo que hay que preguntar acá es si esa decisión se tomó de manera inconsulta o si sigue el criterio institucional de la Fiscalía que me parecería más preocupante".   El abogado Escobar advirtió que al parecer la Fiscalía sólo toma la decisión de declarar ese tipo de casos de lesa humanidad cuando están a punto de prescribir y ser archivados.   "Esta decisión es contraria a la decisión adoptada por la Fiscalía en el año 2.012, cuando decide cambiar su esquema de investigación por otro... Esta decisión precisamente es muestra de cómo la Fiscalía a la hora de realizar los juicios de valor en los casos, lo que ha venido haciendo es una valoración aislada, de manera contraria a la directriz del Fiscal General", sostuvo el jurista.   El abogado defensor agregó que a pesar de que no existe un riesgo de que el proceso se archive en un corto plazo, es necesario y urgente que se revisen estas decisiones para evitar que este y otros casos, queden en la impunidad.   "Me refiero a una mala práctica cuando la Fiscalía al parecer sólo recurre a esa decisión, no porque se reconozcan unos criterios que hagan pensar que es un delito de lesa humanidad, sino que básicamente el criterio que se está utilizando es que el delito prescriba", puntualizó el abogado.