No fueron de buen recibo las declaraciones del abogado Álvaro Luna Cote, quien representa los intereses del exmagistrado Francisco José Ricaurte, quien manifestó la necesidad de practicarle un examen psiquiátrico al exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno.

El jurista considera que Moreno, quien es testigo clave en el proceso que se adelanta contra el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, ha mentido en repetidas oportunidades, hecho por el cual es necesario practicarle un examen con el fin de descartar si tiene algún tipo de enfermedad o problema psicológico.

(Lea también: Juez tumbó principio de oportunidad al exfiscal Luis Gustavo Moreno)

“Se pidieron unos exámenes relacionados con las investigaciones y que tienen que ver con la persona de Luis Gustavo Moreno, por eso es importante que él comparezca ante las autoridades colombianas por las investigaciones del cartel de la toga y antes de ser extraditado a los Estados Unidos, recordemos que Luis Gustavo Moreno es un delincuente confeso y miente en su colaboración con la justicia”, precisó.

Sin embargo, el abogado Pedro Aguilar, quien representa a Moreno, aseguró que este tipo de peticiones lo único que buscan es afectar la credibilidad de Moreno como testigo, acusándolo de algo que no es, por lo que enfáticamente rechazó los señalamientos en contra de su cliente.

Para Aguilar, el exfiscal anticorrupción continuará colaborando con las autoridades judiciales en los procesos que se adelantan por este escándalo de corrupción en la Rama Judicial. Incluso, sin importar la extradición a los Estados Unidos.

(Lea también: Corte Suprema rebajará condena al exfiscal Moreno por cartel de la toga)

“Ellos son los que deben definir el concepto solicitado, yo no puedo interferir en eso porque mi cliente tiene la intención de continuar colaborar con la justicia, eso es lo importante en el proceso”, explicó.

En las últimas horas, el Inpec trasladó nuevamente al exfiscal al pabellón de extraditables de la cárcel La Picota. El pasado martes, un juez de control de garantías tumbó el principio de oportunidad firmado entre Moreno y el ente investigador.