El abogado Silvio San Martín Quiñonez, defensor de Jessy Quintero, una de las implicadas en la muerte del estudiante Luis Andrés Colmenares, afirmó que espera que el Tribunal Superior de Bogotá analice con profundidad las pruebas que ellos tienen y que determinan que no fue un suicidio sino un accidente el caso del universitario.

En diálogo con RCN Radio, el jurista advirtió que los medios probatorios que tuvo la juez en primera instancia para determinar la absolución a Jessy Quintero y Laura Moreno son con base a estudios científicos.

Para Martín Quiñonez, la Fiscalía y la Procuraduría están equivocadas al solicitarle al Tribunal Superior tumbar la decisión de absolución porque en este caso en particular se demostró que no hubo un homicidio.

"Es bueno aclarar a la opinión que una cosa es el proceso que se adelantó en contra del joven Carlos Cárdenas, en donde la defensa estuvo encaminada a demostrar la no presencia de Cárdenas en el lugar de los hechos, mientras que la Fiscalía se dedicó a demostrar un supuesto homicidio con los dictámenes médicos legales, pero en ese proceso no se controvirtió dicha tesis", señaló el jurista.

Consideró que en el caso de la Fiscalía existieron irregularidades al momento de practicar y presentar pruebas para sustentar las acusaciones contra su defendida, por lo que espera que el Tribunal tome decisiones en derecho.

Explicó que fue necesario evidenciar irregularidades con la exhumación del cadáver del joven Luis Andrés Colmenares; con los reportes del Acueducto de Bogotá, que según el jurista, fueron expedidos dos documentos totalmente distintos así como los informes realizados por la Unidad de Bomberos el día de los hechos.

"Todo esto ha sido lleno de irregularidades, nos ha tocado en varias ocasiones denunciar y solicitar compulsa de copias y en su fallo la juez fue contundente en indicar que había que investigar los bomberos del primer turno, quienes mintieron a la juez y en este caso que se investiguen por falso testimonio", afirmó el abogado Quiñonez.

En un escrito tanto la Procuraduría como la Fiscalía le solicitaron al Tribunal Superior de Bogotá tumbar la decisión de absolver a Laura Moreno y Jessy Quintero al considerar que sí fue un homicidio y no un accidente la muerte del joven Colmenares.

No obstante, la defensa de Jessy Quintero reveló que como ese Tribunal ya conoció del caso en el proceso de Carlos Cárdenas, los magistrados deberán declararse impedidos y así conformar unos nuevos jueces que revisen el caso.