Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Defensores de DDHH celebraron declaratoria de lesa humanidad de dos magnicidios

La Fiscalía reabrirá los procesos por los homicidios de los defensores de derechos humanos en Antioquia, Héctor Abad Gómez y Luis Felipe Vélez, declarados como delitos de lesa humanidad.

El vicefiscal General de la Nación, Jorge Fernando Perdomo, dijo que se tienen pruebas que los dos magnicidios hicieron parte de una conducta sistemática y generalizada contra los humanistas en esta región del país, perpetrada por el Clan Castaño.

Los dos profesores de la Universidad de Antioquia fueron asesinados el 25 de agosto de mil 987. El médico Héctor Abad Gómez y el dirigente del Magisterio, Luis Felipe Vélez Herrera, eran en su orden, presidente y vicepresidente del Comité de Derechos Humanos en Antioquia.

El coordinador de la Mesa de Derechos Humanos del Valle de Aburrá, Carlos Arcila, dijo que la decisión de la Fiscalía es un avance importante en la lucha contra la impunidad.

Según el vicefiscal General de la Nación, Jorge Fernando Perdomo, los funcionarios que adelantan la investigación por estos dos magnicidios, tuvieron en cuenta las declaraciones del exjefe de sicarios del cartel de Medellín, John Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, y del exjefe paramilitar, Diego Fernando Murillo Bejarano, alias “Don Berna”, sobre la participación del Clan Castaño, en los hechos.

38 docentes afiliados a Adida y 24 integrantes del Comité de Derechos Humanos, fueron asesinados en una campaña de exterminio, impulsada por grupos paramilitares.