Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Silueta de niños indígenas, al pie del río Amazonas.
Silueta de niños indígenas, al pie del río Amazonas.
AFP

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, le solicitó a las autoridades iniciar las investigaciones pertinentes que permitan aclarar las circunstancias por la muerte de una bebé de tan solo dos meses de edad que esperaba ser remitida a una Unidad de Cuidado Intensivo  (UCI) Pediátrica, en el Hospital San Jerónimo de Montería.

Según la Defensoría, en el caso de la niña de la comunidad indígena emberá katío, procedente del resguardo Koredó del municipio de Tierralta, se presentaron "graves barreras de acceso que preocupan a la Defensoría del Pueblo", dado que la Nueva EPS no autorizó la remisión de la menor, dado que no contaba con afiliación. Aunque sus padres son usuarios de la EPS, la bebé no tenía Registro Civil de Nacimiento, documento que  fue expedido una hora después del fallecimiento de la menor emberá".

Lea también: Cada vez está más cerca el inicio oficial de los diálogos de paz con el ELN

“Resulta inconcebible que por obstáculos administrativas se pierda la vida de una bebé, que debió recibir atención sin importar si estaba o no afiliada oficialmente al sistema de salud y que, además, por pertenecer a un grupo étnico, debió ser tratada con protección reforzada. El dolor de su familia es también nuestro dolor y trasciende las dimensiones sociales. En un Estado Social de Derecho no puede permitirse que, por negligencia y trámites ordinarios, sigan poniéndose en riesgo la vida de los niños y niñas”, señaló Carlos Camargo.

Así mismo, la Defensoría del Pueblo hizo un llamado de atención a las autoridades públicas y responsables del Sistema de Salud, por el riesgo en el que se encuentra en el mismo hospital el niño emberá Lian Erick Pernia, de cuatro meses de edad, que no ha sido afiliado a la EPS Cajacopi y requiere ser trasladado a un nivel de complejidad más alto para recibir tratamiento por una grave infección respiratoria que pone en riesgo su vida.

"Los niños y niñas de las comunidades indígenas siguen siendo víctimas de la desnutrición infantil, situación que requiere de una intervención de urgencia y continua, por ser una de las mayores afectaciones en la primera infancia en Colombia", señaló la Defensoría. 

De otro lado, el Defensor del Pueblo manifestó que "es inaceptable que un niño o niña muera por causas asociadas a la desnutrición, sin que el Estado le brinde la protección especial que merece y que más EPS no proporcionen los complementos nutricionales ordenados por la ley".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.