La Defensoría del Pueblo celebró el anuncio de la instalación de una mesa de diálogos pública entre el Gobierno y la guerrilla del ELN, sin embargo, reiteró la necesidad de que las víctimas tengan un espacio protagónico en el proceso de negociación.

El Defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao le solicitó a la guerrilla del ELN suspender actos de violencia contra la población civil para iniciar diálogos de paz, Cajiao también manifestó que espera que los diálogos no se alarguen mucho tiempo y que las comunidades en donde opera el grupo guerrillero tengan "noticias positivas de paz".

Cajiao exigió que no se repitan hechos como los que fueron denunciados en el mes de febrero cuando se registró un paro armado del ELN al cual se adelantó en 10 municipios del país, y que de acuerdo con la entidad, "se amenazó y confinó a la población civil, se cerraron vías y se afectó el transporte y el comercio; además de las recurrentes acciones armados contra la infraestructura del país".

“El anuncio de los diálogos con el ELN se suman de manera esperanzadora a las negociaciones avanzadas con las Farc en La Habana, sin embargo, para conseguir verdaderos cambios en la sociedad deben acabarse los delitos en contra de la población, como los secuestros o las extorsiones, y de manera general un respeto permanente por los derechos humanos de los colombianos”, dijo el Defensor del Pueblo.