La Defensoría del Pueblo radicó una tutela en Quibdó contra el Gobernador de Chocó, por la terminación del contrato con el encargado de la alimentación escolar en varios municipios. El Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, explicó que la Gobernación había firmado un contrato con el operador Fungescol, que venció este 20 de agosto, perjudicando a 77.700 estudiantes de 29 municipios que quedarían sin cobertura. “Nos preocupa a la Defensoría que denunciamos una alimentación de baja calidad y escasa y pasamos a que no les demos alimentación, y me parece que terminaría siendo más grave el remedio que la enfermedad. En estas regiones del país la alimentación que reciben muchos de estos niños en todo el día es la única que les suministran en el centro educativo”, aseguró. Además, el defensor del Pueblo señaló que le ha enviado un comunicado a la ministra de Educación, Gina Parody para que se establezca un plan de choque frente a otros contratos que están próximos a vencerse en otros departamentos, situación que dejaría sin alimentación a más niños. “Tenemos entendido que en Atlántico hay muchos (contratos) que se vencen el 31 de este mes, por eso de manera anticipada estamos mandando este mensaje para insistirle a los gobernantes y a prestadores de servicio que no pueden olvidar la continuidad del servicio”, agregó el defensor Otálora. La Defensoría alertó porque en La Guajira se vence el próximo 30 de septiembre el contrato con el operador Corazón País. Situación similar se presenta con el contratista Nutriendo Escolares, que presta el servicio de alimentación escolar en 12 municipios, cuyo acuerdo termina el 30 de noviembre.