Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Defensoría insiste a la CIDH que otorgue medidas cautelares por crisis con Venezuela

Con demoras en el ingreso y salida, permanece la frontera guajira entre Colombia y Venezuela

El Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, reiteró la solicitud a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que otorgue medidas cautelares de protección por las agresiones contra colombianos en la frontera con Venezuela.

Otálora rechazó la muerte de dos indígenas Wayúu, en hechos presuntamente cometidos por militares del vecino país, cuando las víctimas acudían en auxilio de otros miembros de la comunidad. El funcionario le solicitó la CIDH que requiera a las autoridades venezolanas a fin de que se investiguen estas acciones contra la comunidad indígena.

Los familiares de los indígenas fallecidos interpusieron una queja formal ante la Defensoría en donde relatan que fueron atacados con disparos de fusil en el momento en el que el vehículo en el que se movilizaban quedó atascado en una trocha.

(Leer aquí: Indígenas wayúu fueron acribillados por guardias venezolanos, dicen familiares).

Según el relato, los dos cuerpos quedaron tendidos y uno de los hombres alcanzado por los disparos e identificado como Henry Ipuana, murió en el lugar. El otro ciudadano, inicialmente identificado como Elver Ramírez, fue trasladado hacia un centro asistencial del municipio de Maicao, donde perdió la vida.

Este lunes la Defensoría fue informada a través del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, que en ambos casos la muerte ocurrió por proyectiles de arma de fuego de alta velocidad recibidos por la espalda.

"Insistiremos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que hoy más que nunca se requieren las medidas cautelares en las que se exhorte a Venezuela a respetar los derechos humanos de los colombianos, a no continuar deportando de esa manera, a no romper la unidad familiar y a aplicarles y respetarles el debido proceso", señaló Otálora.

La Defensoría rechazó, además, la incursión el pasado viernes de 15 miembros de la Guardia Bolivariana quienes ingresaron a territorio colombiano en la zona de Montelara, corregimiento La Majayura, cruzando la frontera en persecución de una persona que pretendía pasar al otro lado de la zona limítrofe en motocicleta.

Finalmente, la entidad reportó que ha recibido 2.808 quejas formales por diferentes tipos de maltrato atribuidas a la Guardia Nacional Bolivariana, considerando estos hechos como de extrema gravedad.