Foto: Archivo Colprensa



El defensor de Pueblo, Carlos Alfonso Negret, se refirió a la crisis social y económica que se vive en Venezuela desde hace varios años y que se ha venido agudizando especialmente en las zonas de frontera con Colombia, tras la llegada masiva de cientos de ciudadanos del vecino país.

En diálogo con RCN Radio, el funcionario aseguró que el Gobierno debe seguir atendiendo a esa población, pero agregó que es necesaria la creación de un par de centros de acogida en la zona de frontera en Norte de Santander.

De acuerdo con Negret, el objetivo de esos lugares es brindar un lugar donde los extranjeros puedan recibir atenciones en salud y sus primeras necesidades básicas, tras su llegada al país.

"Hemos venido trabajando y monitoreando este tema con la canciller y con Migración... El Gobierno tiene la preocupación de manejar el tema de los albergues porque están llegando más venezolanos que debían llegar", manifestó.

(Lea también: Defensoría advirtió que Gobierno archivó por meses alertas sobre amenazas a 500 líderes)


De acuerdo con Negret, pese a que el país no tiene la capacidad para atender en materia de salud, educación y trabajo a los cerca de un millón de ciudadanos venezolanos que han ingresado en busca de nuevas oportunidades, se debe seguir haciendo un esfuerzo para poder brindarles una permanencia temporal digna en Colombia.

"Yo si le recomendaría al señor presidente que la canciller presentara los proyectos para poder atender a los extranjeros en esos albergues... no podemos seguir mal atendiendo a los venezolanos en el parque Santander en Cúcuta", manifestó.

Dijo que "Tenemos que recibir todos los migrantes irregulares que lleguen y ponerlos en campos de atención... No alcanzamos a atender a nuestros ciudadanos en educación y salud, mucho menos a 700 mil o un millón de venezolanos".

(Lea también: Tenemos un Chocó revictimizado: Defensor del Pueblo)


Sin embargo, advirtió que esa situación no evidencia un mejor panorama en los próximos meses, por lo que le hizo un llamado a las autoridades locales y a los empresarios para que contribuyan con empleos para esa población.

"Son hechos imprevisibles porque o le damos recursos a nuestra gente o le damos recuros a Venezuela... la situación seguirá igual porque esa comunidad no tiene oficio y hay que hacer un llamado a las autoridades para que generen empleos", destacó.