Continúa la polémica entre el defensor del Pueblo, Carlos Negret, y el ministro del Interior, Guillermo Rivera, quien en las últimas horas respondió a la Defensoría que su despacho sí había gestionado una alerta emitida por el organismo el pasado 30 de marzo de 2017 y que alertaba por las amenazas contra líderes sociales. (Lea aquí: Hay una multicausalidad en los asesinatos de líderes sociales: MinInterior)

En su momento el defensor del Pueblo aseguró en RCN Radio qué el Ministerio del Interior había “archivado” por cerca de cuatro meses un informe emitido por el organismo sobre las amenazas a 500 líderes sociales en el país, a través del informe 010 de 2017, declaraciones que luego fueron desmentidas por el ministro Guillermo Rivera.

Ante la respuesta de Rivera, el defensor Negret se ratificó e indicó a través de un comunicado que el Ministerio del Interior “nunca elevó a categoría de alerta temprana el informe”, tal y como lo dicta el protocolo establecido en el Decreto 2890 de 2013.

En el comunicado la Defensoría aseguró que “el artículo 11 del mencionado Decreto establece que una vez recibido el informe de riesgo, a más tardar dentro de la semana siguiente de su recibo, tendrá que sesionar la Comisión Intersectorial de Alertas Tempranas (CIAT), con el propósito de su evaluación. Esta convocatoria nunca fue realizada”.

Negret hizo referencia a las publicaciones del ministro, en Twitter, en las que asegura que sí se dio gestión al informe y advirtió que dichos documentos no constituían una alerta temprana.

“El correo electrónico publicado por el ministro de Interior, Guillermo Rivera, en su cuenta de Twitter no constituye una alerta temprana y ni siquiera la evaluación de la misma. Este correo es una solicitud de verificación de información a las autoridades correspondientes para proceder posteriormente a su evaluación”, asegura.

Y agregó que “la Defensoría del Pueblo nota con preocupación que el ministro del Interior considere que la reacción y respuesta inmediata ante una advertencia de una grave situación de Derechos Humanos sea la simple remisión de un correo electrónico”.