Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Delegaciones de Gobierno y Farc presentaron resultados del enfoque de género en acuerdos de paz

De Izq. a der: Luiza Carvalho, dra. regional para América Latina y el Caribe; ministra María Ángela Holguín; Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer; María Paulina Riveros, plenipotenciaria del Gobierno; María Emma Mejía, Embajadora ante la ONU y Belén Sanz, representante de ONU Mujeres Colombia / Foto Colprensa-Omar Nieto.


Las delegaciones del Gobierno y las Farc en los diálogos de paz de La Habana, Cuba, presentaron los resultados de la inclusión del enfoque de género en los acuerdos alcanzados hasta la fecha por la mesa de conversaciones.


El jefe de la delegación del gobierno nacional, Humberto de la Calle, aseguró que la vinculación de un ámbito de género le da un sentido completo al respeto y dignificación del rol de la mujer en la construcción de la paz.


Hasta ahora las mujeres han sido "el vórtice en el que se ha concentrado el dolor pero con esta iniciativa, lograrán ser un aliciente para trabajar en la libertad y el reconocimiento de los derechos humanos y del respeto por la diferencia", dijo el negociador del Gobierno.


Las declaraciones se dieron desde La Habana, tras la presentación de las delegaciones del Gobierno y las Farc del


Para de la Calle, "las mujeres han sido importantísimas gestoras de paz en medio de la guerra; han preparado los núcleos sociales para la reconstrucción del país y han sido mediadoras de los diferentes conflictos que ha tenido el país, directa e indirectamente".


Esta inclusión busca crear condiciones y garantías para que mujeres, y personas con identidad sexual diversa, puedan acceder en igualdad de condiciones a los beneficios que se generen en un eventual posconflicto.


El respeto a la diferencia es para Humberto de la Calle un aspecto importante para entender que el enfoque de género dado en el proceso de paz no se refiere solamente a las mujeres sino a toda la población LGTBI que hasta ahora ha sido discriminada por sus preferencias sexuales y a quienes no se les ha permitido la libertad de expresión dentro los diferentes procesos sociales.


"El enfoque de género es una conquista para el proceso de paz y la población LGBTI hasta ahora ha alcanzado un nivel importante de reconocimiento, de su ciudadanía plena durante los últimos años y es gracias a la labor valiente y decidida de las organizaciones logrando conquistas decisivas que significan avances en el goce efectivo de los derechos", sostuvo de la Calle.


Por otro lado, el jefe negociador de las Farc, Iván Marquez, hizo un llamado para entender que el enfoque de género debe ser también "un discurso claro entre género, clase y raza" con el fin de disminuir las brechas aún existentes de las diferenres clases sociales ya que en el país "no se necesita ser mujer para ser víctima de la opresión".


Para Márquez, resaltar y tener presente el papel de la mujer en los acuerdos de la paz significa reivindicar a "las mujeres empobrecidas y oprimidas por el sistema que las somete a múltiples formas de explotación, ya sea en la máquina, en el limosneo, en el prostíbulo, en su condición de desplazada, de inmigrante, como viuda del narcotráfico, de negra o de india".


La subcomisión de género de las delegaciones revisó e incluyó el enfoque de género en los puntos de la reforma rural integral, participación política, apertura democrática para construir la paz y solución de problemas de las drogas ilícita.


Incorporación del enfoque de género: 


El comunicado conjunto entre el Gobierno y las Farc asegura que la incorporación de un enfoque de género en los acuerdos de paz alcanzados gira alrededor de ocho ejes temáticos:


1. Acceso y formalización de la propiedad rural en igualdad de condiciones.


2. Garantía de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres y personas con identidad sexual diversa del sector rural.


3. Promoción de la participación de las mujeres en espacios de representación, toma de decisiones y resolución de conflictos.


4. Medidas de prevención y protección que atiendan los riesgos específicos de las mujeres.


5. Acceso a la verdad, a la justicia y a las garantías de no repetición.


6. Reconocimiento público, no estigmatización y difusión de la labor realizada por mujeres como sujetas políticas.


7. Gestión institucional para el fortalecimiento de las organizaciones de mujeres y movimientos LGTBI para su participación política y social.


8. Sistemas de información desagregados.