La polémica que se ha generado en torno al manejo de los terrenos baldíos sigue dando de qué hablar en el país. Esta vez se conoció que en la Fiscalía reposan denuncias que se ha instaurado por cuenta de presuntas irregularidades que se han presentado con algunos terrenos en el departamento del Vichada. Un funcionario del Incoder de esa región del país (Édgar Cabrera), puso en conocimiento de los organismos de control una queja en contra de la actual representante a la Cámara Nery Oros porque presuntamente estaría involucrada en este caso. Según la denuncia, Oros, cuando se desempeñaba como directora territorial de esa entidad y junto al exgobernador del Vichada Andrés Espinosa, habrían entregado de manera irregular algunos terrenos que no tienen título. En el documento se habla de un despojo de cerca de un millón de hectáreas de baldíos en ese departamento “sin el cumplimiento de requisitos legales”, afectando a los campesinos que allí habitan. En la denuncia se especifica que los hechos se habrían cometido entre los años 2009 y 2013 en los municipios de Santa Rosalía, La Primavera, Cumaribo y Puerto Carreño. Se dice que los involucrados habrían cobrado “entre 15 y 40 millones de pesos por cada trámite de titulación de baldío”. El denunciante fue suspendido de su cargo en el Incoder también por presuntas irregularidades en el manejo administrativo de las tierras, lo cual ha sido calificado por él como una persecución.