Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Denuncian caso de "paseo de la muerte" en Bogotá

Mario Buitrago relató la forma en que su hija, Janer Buitrago, de 42 años tuvo que pasar de hospital en hospital durante cuatro días con una grave afección que pudo causarle la muerte.

El jueves pasado la aquejó un dolor por el que la llevaron a la Clínica de Occidente, donde tuvo una primera valoración.

"Allá le dieron unas pastillas de oxiciclina para el dolor, dos días de incapacidad y le dijeron que no tenían convenio con Famisanar", dijo.

El viernes en la madrugada recibió nuevamente la llamada de su hija, porque los dolores persistían y en un taxi llegaron al centro de atención de Roma adscrito a su EPS.

"Otra vez le dieron pastillas de oxiciclina y estuvimos hasta las 5:30 de la madrugada y la mandaron ir a las 2:00 de la tarde", agregó.

Sin haber sido diagnosticada, según el señor Buitrago le dieron "una bomba para el dolor: le inyectaron dos de dipirona, dos de ranitidina y una de buscapina, le dieron incapacidad y le dijeron que eso parecía una gastritis".

Ya el sábado, cuando el dolor se hizo de nuevo incontenible, llamaron a Famisanar para que les dieran otros lugares de atención y los remitieron al Hospital san José.

"La entraron, la examinaron, pero no le hicieron absolutamente nada, la remitieron de nuevo para el hospital de Roma y allá le dijeron que podrían ser cálculos en la vesícula, pero le dieron una cita por consulta externa para el lunes o martes", describió el familiar.

El día domingo tuvo que intervenir la Personería de Bogotá, entidad que pidió que fuera atendida en la Clínica Nueva donde finalmente le diagnosticaron una oclusión intestinal que pudo llevarla a la muerte.

"Si no la atienden y si no interviene la personería no sé qué habría pasado. Me le hicieron el paseo de la muerte a mi hija", concluyó.

La mujer ya recibió el tratamiento adecuado y se encuentra en recuperación.