Vía al Llano. Foto: Colprensa



A la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) llegó una solicitud formal para que entregue un informe detallado sobre el estado y la calidad de las obras que se vienen desarrollando en la vía Bogotá-Villavicencio, tras la tragedia ocurrida en el puente Chirajara.

La senadora Maritza Martínez denunció que se han presentado fallas estructurales en el puente Caridad y en el túnel de Quebradablanca, ubicados en esa misma carretera.

“Especialmente en el puente Caridad, hemos pedido un informe sobre el estado actual de este puente y los planes de intervención que se deben realizar al mismo porque está presentando un estado preocupante ya que tiene grietas y desplazamientos cercanos a los 18 centímetros en su estructura”,
señaló.

Y advirtió: “Hemos resaltado la existencia de riesgos estructurales graves en el segundo túnel de Quebradablanca, en la vía Bogotá-Villavicencio, que tienen el potencial de poner en riesgo la vida e integridad de quienes usan la carretera permanentemente. Los túneles presentan una serie de grietas por las cuales se viene filtrando el agua y a deteriorado su estado”.

La senadora Martínez también solicitó al Gobierno Nacional un informe detallado sobre las causas que provocaron el colapso de uno de los tramos del puente atirantado.

“Que nos informen también cual es el cronograma a seguir para la demolición de la sección del puente que aún se encuentra en pie”, indicó.

En el Congreso se está preparando un debate de control político para que el Gobierno explique de qué manera está verificando la calidad de las obras de infraestructura en todo el país.