Cargando contenido

El psicólogo Augusto Pérez señaló que ninguna plataforma digital reemplaza el contacto con los seres humanos.

Depresión
Depresión
Imagen de uso libre- Pixabay

El director de la Corporación Nuevos Rumbos y psicólogo, Augusto Pérez, advirtió que los problemas de salud mental pueden ser peores que los mismos efectos directos de la pandemia del coronavirus en Colombia. 

En diálogo con RCN Radio, el experto señaló que cada vez más hay personas con depresión, pánico desbordado (gente que no se siente bien en ninguna parte), aumento del consumo de alcohol y sustancias ilegales durante la pandemia.

Le puede interesar: Colombia alcanzó la máxima capacidad para combatir la pandemia: virólogo 

"También un incremento en los conflictos como era de esperar. El gran problema que nosotros queremos subrayar, es que no habido una atención por parte del Estado, de las Alcaldías con estos problemas de salud mental que requieren de toda la atención, porque finalmente si una sociedad sale adelante luego de un problema como una pandemia, dependerá de qué tanta salud emocional tengan sus ciudadanos".

Audio

(Audio) Augusto Pérez, director de la Corporación Nuevos Rumbos y psicólogo, sobre efectos mentales de la pandemia en Colombia.

0:27 5:25

El psicólogo señaló que varias personas que han recibido ayuda gratuita por parte de la Corporación, gracias al servicio de los psicólogos y trabajadores sociales, "creen que han perdido completamente su libertad y su capacidad de decisión y que no se sienten bien en ninguna parte". 

El doctor Pérez se refirió también a la grave situación mental de los niños y las personas mayores de 60 años, que es la población que ha estado encerrada más tiempo.

"Para un niño, ni para nadie es normal estar encerrado tanto tiempo. Los niños no entienden del impacto de la pandemia, ellos solo quieren salir a jugar al parque con sus amigos", sostuvo. 

Más información: Superindustria sanciona con $18.000 millones a la FCF por reventa de boletas

En ese sentido, el experto manifestó que las consecuencias mentales de la pandemia se verán en el mediano y largo plazo, con problemas de relacionamiento con otros seres humanos, agresividad, inseguridad y retraso en sus estudios, entre otras situaciones.

"Un Estado responsable, un Ministerio de Salud responsable, debe tomar medidas para eso sin descuidar las precauciones, sin abandonar el uso del tapabocas, sin abandonar la necesidad de mantener una cierta distancia. Hay que buscar la forma de tranquilizar a las personas, más allá de decirles que vean por la ventana o que salten. Hay que atenderlos de verdad y con seriedad", indicó.

Finalmente, el experto concluyó que "tarde o temprano tenemos que volver a una vida más normal de la que teníamos antes y hay que hacerlo con responsabilidad". 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido