Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Medicamentos en mal estado
Cortesía Fiscalía

Toda una red delictiva que falsificaba, alteraba y comercializaba medicamentos para tratar enfermedades de alto costo, quedó al descubierto de la Fiscalía General de la Nación.

La investigación permitió la captura de 14 personas, que fueron judicializadas por su presunta responsabilidad en la venta de productos vencidos, descompuestos o descontinuados, a los que les cambiaban la apariencia para ofrecerlos como nuevos en el mercado.

El fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, afirmó que la investigación liderada por la Dirección Especializada contra las violaciones a los derechos humanos, puso en evidencia a una red delictiva que ponía en riesgo la vida y la salud de la ciudadanía, con esta práctica ilegal.

Añadió que en la investigación se logró reunir abundante evidencia técnica, como interceptaciones telefónicas, que dan cuenta de que medicamentos vencidos, descompuestos o descontinuados eran ingresados al país desde Venezuela y Ecuador, en precarias condiciones y sin conservar la cadena de frío. 

“Se logró establecer que se tenían tratamientos de uso exclusivo del sistema de salud que habrían sido extraídos de EPS y entregados a los integrantes de esta organización”, dijo.

Lea además: Aliste el bolsillo: desde este sábado subió $200 el galón de gasolina

Subrayó que la estructura criminal borraba fechas de vencimiento, registros de lotes de fabricación y la leyenda de uso institucional.

“Se tenía una apariencia de autenticidad ponía los productos a la venta en droguerías o los distribuían, por encargo, a distintas ciudades del país como suplementos dietarios y medicamentos para tratar la hemofilia, el cáncer, las complicaciones neurológicas o respiratorias, entre otras enfermedades”, aseguró el reporte de la investigación.

Barbosa indicó que el material de prueba permitió establecer que las personas que harían parte de la red delinquían desde la Costa Atlántica, Norte de Santander y Bogotá; y se enviaban entre sí los medicamentos que obtenían.

La Fiscalía señaló que, en el marco de la cadena ilegal de distribución fueron detectados opioides y otros productos que generan somnolencia, dependencia y controlan el sistema nervioso central, los cuales tienen restricción para su uso y no pueden ser ofrecidos libremente.

Los operativos de las autoridades permitieron la captura y judicialización de 14 personas en una serie de 22 diligencias de registro y allanamiento realizadas por el CTI de la Fiscalía en Bogotá, Cúcuta (Norte de Santander), Barranquilla y Soledad (Atlántico), Valledupar (Cesar) y Ciénaga (Magdalena).

Le puede interesar: A la cárcel auxiliar de enfermería acusado de abusar de seis mujeres en hospital La Victoria

En las acciones judiciales once de los procesados aceptaron cargos, en una investigación en la que se confirmó que los involucrados fueron identificados como Yoledys Alexandra y Yennys Tatiana Bernal Mazo (Barranquilla), Pablo Emilio Niebles Villamizar (Soledad - Atlántico),  Anuar José Bolaños Echavarría (Ciénaga – Magdalena), Melida María Ceballos Sevilla (Ciénaga – Magdalena), Milton de Jesús Polanco Mercado (Valledupar – Cesar), Alfredo José Flórez Gómez (Valledupar – Cesar), Daniel Ricardo Castro Roca (Cúcuta – Norte de Santander), José Fredy Vesga Bonilla (Cúcuta – Norte de Santander),

También José Javier Lemus Ortega (Cúcuta – Norte de Santander), Hernán David Prato Bolívar (Cúcuta – Norte de Santander), Pedro Ernesto Chivatá Pacheco (Bogotá), María Nelly Layton Espejo (Bogotá) y Carlos Alfonso Rodríguez Molina (Bogotá).

Las investigaciones contaron además con el acompañamiento del Gaula Militar, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), y peritos de laboratorios farmacéuticos.

“En un consultorio ubicado en Cúcuta, en diferentes inmuebles, droguerías y dispensarios los investigadores se incautaron de algo más de una tonelada de medicamentos falsos o modificados en su presentación y composición. Algunos estaban almacenados en estantes metálicos oxidados, otros permanecían en recintos sucios y con humedad o espacios invadidos por excremento de roedores”, manifestó el Fiscal General de la Nación.

Los delitos que son acusadas estas personas son concierto para delinquir; corrupción de alimentos, productos médicos o material profilácticos; y enajenación ilegal de medicamentos, entre otros. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.