La inclusión de un artículo en el proyecto de acto legislativo por la paz que da facultades al Presidente para que permita la participación de personas ajenas en un “congresito” desató polémica entre los partidos políticos que avanzan en la discusión de la iniciativa. La senadora Claudia López, una de las ponentes del acto legislativo para la paz, dijo que fue abusivo de parte del Gobierno y de otros congresistas introducir en la iniciativa una propuesta para que en el denominado ‘congresito’ o comisión legislativa especial, puedan tener asiento personas diferentes a los legisladores. López afirmó que se trata de un “mico” para darle curules a la guerrilla de las Farc, tema que no fue pactado desde el principio en esta reforma. “Me parece un golazo y un mico indebido y abusivo de un tema que ni siquiera se ha discutido ni en la Comisión Primera, ni en los ponentes y que es un mal mensaje a la paz porque la debilita”, señaló. Y dijo: “Mientras no estemos seguros de que las Farc se desmovilicen, se desarmen, se reincorporen a la vida civil, se sometan a la justicia y le cumplan a las víctimas, es un error ofrecerle curules y demás arandelas para participación política”. En la ponencia para segundo debate se propuso un artículo de facultades al Presidente de la República para autorizar la participación con voz pero sin voto de otras personas en la comisión legislativa para la implementación de los acuerdos de paz. Roy Barreras desmiente “mico” Aunque en la ponencia para segundo debate del acto legislativo por la paz se incluyó la posibilidad de entregarle facultades al Presidente de la República para permitir la participación de personas ajenas al Congreso, eso no beneficiaría a las Farc. Así lo aclaró el senador Roy Barreras, coordinador de ponentes de la reforma constitucional, quien desmintió un supuesto “mico” para darle curules a la guerrilla. “La posibilidad eventual de la designación de miembros no congresistas sin voto y con voz en esa comisión legislativa, abre un abanico de posibilidades para voces de la academia, altos juristas o magistrados de las Cortes”, sostuvo Barreras. Y dijo: “No habrá curules para los guerrilleros, estamos de acuerdo en rechazar la posibilidad que haya curules a dedo para las guerrillas y en rechazar además la posibilidad de que existan curules para quienes no hayan dejado las armas una vez firmada la paz definitiva”. Dijo que este artículo jamás fue pensado para que las Farc tuvieran asiento en un organismo que será conformado principalmente por congresistas de todos los partidos políticos.