La Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, y tras siete meses de seguimiento, propinó un fuerte golpe a las mafias dedicadas al contrabando de hidrocarburos en varias regiones del territorio colombiano. La organización estaba liderada por un contratista de Ecopetrol y tres uniformados activos que ingresaban por la Frontera de Riohacha combustible de manera ilegal, haciéndolo pasar por aceite residual y utilizando falsas importaciones para su ingreso. La investigación permitió establecer que esta estructura conformada por 25 integrantes, presenta antecedentes en al menos 10 eventos de apoderamiento de hidrocarburos. Alias ‘Rodolfo’ era el contratista de la importante empresa petrolera de la Región Caribe, se encargaba de recibir el combustible y aprovechando su cargo lo comercializaba ilegalmente a diferentes estaciones de servicio, entregando permisos de comercialización y transporte para la movilización del hidrocarburo de contrabando por el territorio nacional. También fueron puestos a disposición de las autoridades competentes miembros de la red que hacían las veces de importadores, dueños de estaciones de servicio en varias ciudades, así como administradores, y comercializadores del ACPM.

Fiscal General revelará nombres de reconocidas empresas que están al servicio de las Farc

Información recaudada por los investigadores indica que ‘Los Ingenieros’ llegaron a comercializar al menos 2 millones de galones de hidrocarburo procedentes de Venezuela, generando pérdidas al estado colombiano por más de 3.000 millones de pesos, en siete meses. Los operativos se desarrollaron simultáneamente en Bogotá, Medellín, Cartagena, Barranquilla, Sincelejo y Cúcuta por cerca de 200 uniformados de la Policía Nacional y el CTI de la Fiscalía. Los delitos imputados corresponden al favorecimiento de contrabando de hidrocarburos o sus derivados, cohecho por dar u ofrecer, concusión, ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio y tráfico de influencias de servidor público. La Fiscalía solicitó la pérdida del poder para bienes de esta organización, avaluados en más de 20 mil millones de pesos, los cuales serán sometidos al proceso de extinción de dominio. Durante el año 2017 se capturaron 642 personas y se incautaron 2.347.709 galones de hidrocarburos.