Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Rodrigo Londoño, presidente del partido Farc
Rodrigo Londoño, presidente del partido Farc
Foto de Colprensa

El jefe del partido Farc, Rodrigo Londoño ‘Timochenko’, aseguró durante la primera conferencia internacional por la implementación del Acuerdo de Paz en Colombia, que en los últimos 4 años han sido asesinados 1.008 excombatientes que se desarmaron. 

“Desde la firma del Acuerdo Final de Paz se registran 1008 asesinatos de estos hombres y mujeres comprometidos con la construcción de paz. Dicho Acuerdo contiene un punto denominado Participación política: apertura democrática para construir la Paz, en el que se contemplan derechos y garantías plenas para el ejercicio de la oposición política en general, y en particular para los nuevos movimientos que surjan de la firma del Acuerdo Final”. 

Vea también: Santos dice que no responderá a ataques de un "expresidente que está en campaña presidencial"

Londoño desmintió que el proceso de paz se hubiese construido con el fin de favorecer a los exguerrilleros con toda clase de beneficios. 

“El Acuerdo Final de Paz no es un patrimonio de las antiguas FARC, ni una obra culminada para favorecer a los excombatientes. Cada día es más evidente que el Acuerdo de Paz ha sido hecho suyo por el pueblo colombiano, que sale en su defensa cada vez que fuerzas no tan oscuras se ensañan contra él, que reclama en las calles su cumplimiento, que exige al Estado y el gobierno la ampliación de la democracia y la justicia social, a las que se comprometió en La Habana”, indicó. 

En ese sentido agregó que “entre enero y agosto de 2020 han sido asesinados 43 exintegrantes de las FARC, siendo los departamentos de Meta, Antioquia, Huila y Putumayo donde se registra el mayor número de estas acciones violentas”. 

Londoño aseguró que han tenido que acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para pedir ayuda para frenar los asesinatos de exguerrilleros, que continúan en ascenso. 

“Nuestro partido se ha visto obligado a reiterar la adopción de medidas cautelares a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pues durante la pandemia está situación sí que se ha agravado poniendo en peligro la vida de los firmantes de la paz. Cuando el pasado 22 de mayo hicimos la primera solicitud en tal sentido ante esa Corte, la cuenta de excombatientes asesinados iba en 197”, reveló. 

Dijo también que a finales de julio, la cifra de muertos era de 214, pero que la cifra aumentó a 228. “Por eso no resulta exagerado afirmar que cada semana un excombatiente es víctima de homicidio. La organización social Indepaz registra que en lo corrido del 2020 han sido asesinados 203 líderes y lideresas sociales”, dijo. 

El jefe negociador de las extintas Farc también criticó al presidente de la República, Iván Duque, por haber utilizado el uniforme de la Policía en momentos en los que el país estaba indignado por la muerte de Javier Ordóñez, quien murió luego de los abusos que se cometieron en un procedimiento policial por parte de los patrulleros Harvey Rodríguez y Juan Camilo Lloreda. 

Cabe mencionar que los hechos se registraron en la madrugada del 9 de septiembre en la localidad de Engativá en Bogotá. 

Debido a esto, se desató una serie de protestas contra la Policía, generando disturbios en Bogotá, Cali, Medellín, Ibagué entre otras ciudades del país.   

“En hechos demasiado recientes, la Policía Nacional, en retaliación a la protesta social espontánea  generada por el asesinato brutal de un ciudadano a manos de varios agentes policiales, empleó a diestra y siniestra armas de fuego, hecho que está acreditado por centenares de registros audiovisuales, causando la muerte a 13 ciudadanos más y dejando heridos por arma de fuego a varias decenas. En La Habana el Estado colombiano se comprometió a otra cosa”. 

En contexto: “Apoyo internacional ha impedido que hagan trizas la paz”: Defendamos La paz

Agregó que “en el punto 2.2.2. del Acuerdo no solo se fijan garantías plenas para la movilización, la protesta y la convivencia pacífica, sino que se establece que el Estado deberá garantizar los derechos de los y las manifestantes y de los demás ciudadanos y ciudadanas. Mientras el señor Presidente de la República se viste de agente de la policía y respalda con energía a la fuerza pública, guarda un significativo silencio frente a los ciudadanos acribillados por esta”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.