Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Deslizamiento en Manizales, deja una casa destruida y varias más averiadas

Una mujer de 57 años resulto herida. Denuncian inoperancia de Corpocaldas

Un deslizamiento de tierra destruyo una vivienda y dejó dos personas heridas. El propietario de la casa, afirma que las autoridades ambientales de Manizales, no le prestaron atención ante el inminente peligro de derrumbe que él denunció.

El hecho sucedió a la 1 y 45 minutos de la madrugada, produjo la destrucción total de una vivienda y afecto dos más. En este hecho tres personas quedaron atrapadas.

Dos de ellas fueron auxiliadas por los vecinos y después de arduas labores, los bomberos lograron rescatar a Elizabeth Valencia, de 57 años de edad, quien estaba atrapada entre las estructuras de su vivienda. Ella presenta fracturas en una de sus piernas y en la clavícula, fue remitida al Hospital Santa Sofía.

Don José Reinel Marín, habitante y propietario de la casa destruida, denunció que, él reporto en CORPOCALDAS, el peligro que corría su vivienda pero nunca le prestaron atención, “yo llevo siete años luchando para que CORPOCALDAS, me preste atención y realice la obra de una pantalla para mitigar el peligro” afirmó indignado José Reinel, quien agregó “el Ingeniero John Jairo Chisco, decía que eso era de aguas de Manizales y aguas dio la orden, los vecinos de la parte alta me dieron la firma y él se hizo el loco con ese trabajo”.

Agregó el señor Marín que “fui varias veces y él me hablaba muy maluco, me decía, tranquilo que eso no es cuando usted quiera, usted me tiene que dar espera, que esto no es de entrega inmediata, así me contestaba y mire lo que paso” concluyó, don José Reinel, con un asomo de indignación y dolor total.

José Luis Marín, hijo de José Reinel y Elizabeth, quien es auxiliar de la policía; relato la angustia de su padre, “a mi papá le toco lo más duro, el no sabía qué hacer, acuchaba los gritos de mi mamá y los míos, pidiendo ayuda. Ella estaba atrapada una pierna, pero yo si estaba todo tapado y el no atinaba que hacer”.

Este joven que estaba en su habitación en la parte trasera de la residencia, contó con voz entrecortada, “yo tenía mucho miedo, pensé que era el final, no me podía mover, escuchaba los gritos de mi mamá que decía, mi hijo, donde esta mi hijo, mi papá cuando vio que mi madre no estaba tan tapada se fue a sacarme, ya después un tío le ayudo, me destaparon y pude salir”.

Ahora esta familia espera la ayuda de las autoridades, pues perdieron todo lo que tenían, hasta zapatos les regalaron los vecinos para poder ir al Hospital.

Otro drama vive Teresa, una joven que hace parte de una familia de nueve integrantes, que vive en la casa contigua y que debido al derrumbe, quedó prácticamente inhabitable.

Todos reclamaron la presencia de las autoridades, quienes después de 12 horas de sucedió el deslizamiento, no habían llegado a prestar ayuda a las familias damnificadas.