Desmantelada fábrica de licor adulterado. Foto/Policía.

A disposición de un  juez de control de garantías quedaron dos sujetos responsables  de una  fábrica clandestina de licor adulterado  en Montería. En el procedimiento se incautaron1.200 botellas que  poseían un líquido ajeno al de la cerveza para rendirla, 3 embudos para envasar y  una máquina para tapar las botellas. Además, hallaron   5.000 botellas de otras cervezas las cuales servían como materia prima para la adulteración, 10 tanques plásticos con líquido de cerveza adulterada,2 tanques de 5 galones con cloro, 10 sacos llenos con tapas para las botellas y  12 frascos con colorantes. Estos elementos están avaluados en $120.000.000, según el teniente  coronel Luis Jara, comandante encargado de la Policía  Metropolitana. Las autoridades  investigan para establecer se la cerveza de mala procedencia fue distribuida en establecimientos públicos.