Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Destitución de Petro podría "erosionar" los diálogos de paz en Cuba, advierte EE. UU.

El nuevo embajador de EE. UU. en Colombia, Kevin Whitaker, advirtió que la decisión de la Procuraduría de destituir al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, podría "erosionar" los diálogos de paz que adelantan el Gobierno y las Farc en La Habana (Cuba).

El diplomático, quien fue confirmado este miércoles en el cargo por el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE. UU., señaló que este punto de la participación política de los desmovilizados de la guerrilla fue fundamental en el segundo tema de la agenda que se discute en La Habana.

"Si individuos en Colombia concluyeran, basados en esta decisión (de la Procuraduría), o en otras, que este espacio no existe, entonces las condiciones básicas para la paz podrían erosionarse de alguna manera", señaló Whitaker durante la audiencia en el Senado de Estados Unidos.

Para el diplomático –quien dijo "conozco el caso" sobre Petro-, planteó como "fundamental" la discusión que se ha generado alrededor de la destitución del Alcalde de Bogotá, especialmente por las garantías sobre "pluralismo político".

"Colombia está en medio de un proceso (de paz) muy importante para encontrar cómo manejar el conflicto interno y no es por accidente que el segundo punto de las negociaciones fue el pluralismo político. Cómo integrar en el proceso democrático a individuos desarmados de la izquierda", señaló el nuevo embajador estadounidense en Colombia.

Whitaker respondió a preguntas de los legisladores estadounidenses sobre el caso del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien fue destituido el pasado lunes 9 de diciembre por el procurador general Alejandro Ordóñez, quien además lo inhabilitó para ocupar cargos públicos por 15 años, argumentando presuntas irregularidades en el manejo de las basuras en la ciudad.

La destitución de Petro originó una serie de reacciones en el país, algunas de respaldo al mandatario y otras a la decisión del Procurador, pero también sendas marchas y nutridas manifestaciones de seguidores del Alcalde, que se han concentrado en la céntrica Plaza de Bolívar.

También se han escuchado voces de preocupación por parte de voceros de Naciones Unidas y del Parlamento Europeo, así como de mandatarios y organizaciones legislativas Latinoamericanas, quienes han pedido explicaciones sobre si se están violando o no los derechos de quienes habían votado por Petro.

Pero una de las reacciones más duras la dio este miércoles el fiscal general, Eduardo Montealegre, quien dijo que "quienes son elegidos mediante el voto popular, sólo pueden ser destituidos después de que se haya presentado una sentencia judicial ejecutoriada", cosa que no sucedió en el proceso de la Procuraduría.

De hecho, la Fiscalía adelanto una inspección judicial a la sede del organismo de control para recabar información y documentación sobre el proceso disciplinario contra el alcalde Petro.