El segundo cabecilla del Clan del Golfo, Roberto Vargas Gutiérrez, alias ‘Gavilán’, fue abatido en un enfrentamiento contra uniformados de la Operación Agamenón Dos en el sector de Puerto Plata de Turbo, Antioquia, en lo que se considera el golpe más contundente contra la  estructura criminal que lidera Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel. El operativo fue confirmado en su cuenta de Twitter por el presidente Juan Manuel Santos, quien agregó que este viernes ampliarán los detalles. Según la Policía, alias ‘Gavilán’ era el encargado de las rutas del narcotráfico en la banda criminal  y tenía solicitud de extradición por una Corte Federal de Estados Unidos. Considerado como uno de los capos más temibles del país, el desmovilizado de las autodefensas coordinó numerosas acciones violentas, entre ellas homicidios de varios policías en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó, en desarrollo del llamado “Plan Pistola”. Contra alias ‘Gavilán’ pesaban 22 órdenes de captura por los delitos de homicidio y concierto para delinquir, narcotráfico  y desplazamiento forzado, cometidos durante los  25 años que estuvo en las autodefensas. El exparamilitar también coordinó los paros armados en la zona de Urabá y por su captura las autoridades colombianas ofrecían $500 millones y las estadounidenses hasta 500.000 dólares. Roberto Vargas, alias Gavilán , mantuvo su radio de acción en el departamento de Córdoba donde en el presente año van más de 10 ataques contra miembros de la Policía. Se recuerda que el año 2011 la fuerza pública lo señaló como el determinar del asesinato de Mateo Matamala y Margarita Gómez, una pareja de novios, y estudiantes de Biología de la Universidad de Los Andes en hechos ocurridos en el municipio de San Bernardo del Viento , zona costera de Córdoba.