Nueve personas que son investigadas por la defraudación a entidades financieras y beneficiarios de la caja Promotora de Vivienda Militar y de Policía, Caprovimpo, fueron capturadas por la Policía Nacional.

Según la Dijín, los detenidos mediante las modalidades delictivas de falsedad personal y falsedad en documento público obtenían créditos de libre inversión y cobro de cesantías sin la autorización de los titulares.

Los "suplantadores", como fue denominada esta organización delincuencial por las autoridades, se apropiaron de 290 millones de pesos en Bogotá, Soacha y Villavicencio.

Entre los capturados se encuentran un hombre que era el encargado de contactar a los empleados de la entidad financiera, con el fin de obtener información confidencial, privilegiada y protocolos de seguridad de los clientes.

Igualmente, fue detenida una mujer que fungía como administradora de una cooperativa de crédito por libranza, quien vulneró el sistema informático y suministró información privilegiada de los clientes, con el fin de falsificar nombres y firmas de varias personas naturales y jurídicas.